30 de abril de 2015 15:48

Repudio en Brasil a represión a maestros que dejó 160 heridos

63 de los manifestantes heridos fueron trasladados a un hospital por lesiones de mayor gravedad. Foto: Agencia EFE

63 de los manifestantes heridos fueron trasladados a un hospital por lesiones de mayor gravedad. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

La represión policial contra maestros y profesores de enseñanza pública durante una protesta realizada el miércoles en el estado de Paraná, que dejó 160 heridos y 13 detenidos, provocó hoy una ola de duras críticas en Brasil.

"Es absolutamente indignante que en plena democracia del siglo XXI el gobierno de Paraná trate a manifestantes pacíficos usando balas de goma, perros Pitbull y bombas (de gas lacrimógeno)", sostuvo el ex ministro de Derechos Humanos durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Paulo Sérgio Pinheiro.

El correligionario en el Partido de la Social Democracia (PSDB) del actual gobernador de Paraná, Beto Richa, agregó que la policía militarizada usó "una fuerza absolutamente desproporcionada" contra los maestros, quienes protestaban frente a la Asamblea Legislativa de Curitiba, en el sur de Brasil.

La protesta fue para evitar la aprobación de una ley que establece que los beneficios jubilatorios de funcionarios de 73 años o más, que hasta ahora eran pagados con recursos de la gobernación, sean financiados con los aportes de los funcionarios. Los maestros temen que el proyecto, que fue aprobado pese a los incidentes, lleve en unos años a que sus fondos de previsión social sean deficitarios.

Según confirmó hoy la Secretaría Municipal de Salud de Paraná, 160 personas fueron atendidas por los servicios de emergencia móvil en el lugar de los disturbios. De ellas, 63 fueron trasladadas a hospitales por presentar heridas de mayor gravedad. Los heridos recibieron los primeros auxilios en la sede de la alcaldía, que queda justo frente a la Asamblea Legislativa, en el centro cívico de Curitiba.

Además de los manifestantes, resultaron heridos un camarógrafo y un diputado, ambos mordidos por perros de la policía, así como 20 efectivos.

La Orden de los Abogados de Brasil (OAB) manifestó su "vehemente repudio" al uso de la violencia, y expresó que la policía "debe actuar para garantizar la integridad de la población y no para ejecutar una masacre".

Los maestros realizan hoy una asamblea para definir si demandarán judicialmente a la gobernación de Paraná y al presidente de la Asamblea Legislativa, diputado Ademar Traiano, también del PSDB.

"Todavía estamos intentando digerir la masacre, pero también estamos organizándonos para definir nuestras próximas acciones", dijo la secretaria general del Sindicato de Educación de Paraná, Vanda do Pilar Bandeira.

El Ministerio Público (Fiscalía) de Paraná inició a su turno una acción para investigar si hubo efectivamente excesos por parte de la policía, algo que la gobernación de Paraná y la policía rechazan de plano.

El comando de la policía militarizada informó que la acción fue una reacción ante la intención de los manifestantes de romper el cerco policial e ingresar a la sede legislativa. "Posibles abuso o exceso de fuerza serán investigados", indicó la corporación a través de un comunicado.

En tanto, Amnistía Interncional evaluó hoy que el gobernador Richa y el comando de la policía militarizada deben asumir la total responsabilidad por la violenta represión contra los maestros. "Es fundamental que la violencia de ayer sea investigada de forma rápida e independiente, y que las autoridades de las altas esferas también sean responsabilizadas por lo que ocurrió", indicó el director ejecutivo la organización de defensa de los derechos humanos en Brasil, Atila Roque.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)