12 de November de 2009 00:00

Brasil aún no sabe la causa del gran apagón del martes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 Brasilia.  Redacción Mundo y AFP 

Las autoridades brasileñas investigaban ayer las causas del  gigantesco apagón que dejó a más de la mitad del país sin energía, paralizando sus principales ciudades,  Sao Paulo y Río de Janeiro, elegida para los Juegos Olímpicos de 2016.

Unas 70 millones de personas, de los 190 millones de habitantes de Brasil,  sufrieron las consecuencias de la grave paralización, en las calles, el metro, ascensores, restaurantes, aeropuertos y hospitales de gran parte del país. Muchos se quedaron sin  teléfono ni   agua.
La falla también dejó a todo Paraguay,  a oscuras   por 15 minutos.

El Ministerio de Energía convocó anoche a una reunión de emergencia de todos los operadores del sistema, de   100 000 km de líneas de transmisión. La cita fue   para evaluar lo que ocurrió. El problema, según ese Ministerio, se habría originado con una avería en tres líneas de transmisión en los estados de Paraná y Sao Paulo, tras “una condición meteorológica adversa, con vientos y lluvias muy  intensos”.

 En Río de Janeiro, la población respetó los llamados a no salir a las calles, que cayeron en una oscuridad total solo iluminada con los faros de los autos y de unos pocos edificios con generadores, como hospitales. La  operadora del metro  exhortó a evitar el pánico, algo propio  en una ciudad marcada por la violencia .

Según  los bomberos, fue imposible atender todos los llamados de personas que quedaron presas en ascensores de residencias u oficinas. Bastantes  bares y restaurantes quedaron a oscuras sorpresivamente  (el apagón comenzó a las 22:15, 00:15,  GMT  19:15, Quito). Algunos clientes   salieron  sin pagar. Las  radios de Río de Janeiro  informaron que recibieron múltiples denuncias de personas de esta ciudad que dijeron ser víctimas de asaltantes que aprovecharon la situación para atacar peatones.

Sin embargo, en Sao Paulo  hubo relativa calma y no aumentó la delincuencia por el apagón, según la Agencia del Estado.      

Pero Sao Paulo sí sufrió, aunque no por el crimen. El apagón  afectó ayer  el suministro de agua para siete  millones de personas en la zona metropolitana de la ciudad, reportó la Compañía de Saneamiento Básico estadual (Sabesp). La compañía informó que la   mañana de ayer  la producción estaba restringida al 65% de la demanda total de la región. Con la falta de luz, todas las estaciones de tratamiento de agua de la Sabesp dejaron de funcionar. Y el regreso del flujo de  agua no fue inmediato.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)