15 de marzo de 2016 10:41

Un hombre destruyó un muñeco de Lula vestido de presidiario exhibido en Sao Paulo

Un ciclista destruyó el muñeco de Lula con un pedazo de madera mientras  gritaba "aquí es PT", en referencia y defensa al gobernante Partido de los Trabajadores. Foto: EFE

Un ciclista destruyó el muñeco de Lula con un pedazo de madera mientras gritaba "aquí es PT", en referencia y defensa al gobernante Partido de los Trabajadores. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Agencia EFE

Un muñeco del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva vestido de presidiario, una figura presente en las protestas contra el Gobierno y que estaba exhibido en Sao Paulo, fue destruido hoy, 15 de marzo, por un simpatizante del exmandatario.

El muñeco de Lula, de más de un metro y medio de altura, estaba colocado en el interior de un triciclo acuático, en el que se leía "Lula ladrón" y "Fuera Dilma", en referencia a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

El bote y el muñeco fueron colocados este martes en el puente Cidade Jardim, uno de los más transitados de la mayor ciudad brasileña, por el Movimiento Endireita Brasil (Endereza Brasil), uno de los colectivos que se presenta como "antipartidario" y pide la destitución de Rousseff.

Con pocos minutos de exposición, un ciclista pasó por el lugar y con un pedazo de madera destruyó el muñeco y el bote gritando "aquí es PT", en referencia y defensa al gobernante Partido de los Trabajadores.

El muñeco de Lula vestido presidiario, que cuenta con versiones hinchables gigantes y en miniatura, se ha convertido en uno de los símbolos de los movimientos opositores en las marchas y protestas contra el Gobierno, como la del último domingo, que según la Policía Militar llevó a unas 3,6 millones de personas a las calles del país.

Solo en la Avenida Paulista, el corazón financiero de Brasil y que reunió la mayor concentración del domingo, participaron 1,4 millones de personas.

Lula ha sido acusado formalmente por la Fiscalía de Sao Paulo de lavado de dinero vía ocultación de patrimonio y falsificación de documentos, cargos que la justicia analiza pero aún no ha aceptado.

Por ese asunto, la Fiscalía de Sao Paulo llegó a pedir incluso su detención preventiva por supuestas maniobras para "obstaculizar a la Justicia", sobre lo cual el tribunal tampoco se ha pronunciado.

Paralelamente, Lula también es blanco de otra investigación iniciada por la Fiscalía de Paraná, que concentra las indagaciones sobre la corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

La figura del pedalinho (bote de pedales) hace referencia a los triciclos acuáticos supuestamente comprados por la esposa de Lula, Marisa Leticia, para sus nietos en una finca de Atibaia (Sao Paulo), propiedad que está a nombre de amigos del expresidente pero que la Fiscalía de Paraná sospecha que es propiedad de Lula.

El inmueble fue remodelado por empresas constructoras investigadas en el caso de corrupción de Petrobras, acusadas de sobrevalorar contratos con la petrolera estatal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)