29 de May de 2015 14:56

Desmontan enorme red acusada de lavar recursos públicos desviados en Brasil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Río de Janeiro

La Policía brasileña informó hoy, 29 de mayo, de que arrestó a cinco personas acusadas de integrar una gigantesca red que lavaba recursos públicos desviados de contratos con el Gobierno, en una operación que incluyó allanamientos a las sedes de unas sesenta empresas y hasta la incautación de un avión.

Entre los detenidos en la operación de la Policía Federal figuran tres personas que fueron sorprendidas el año pasado cuando desembarcaron en Brasilia en un avión particular con 113 000 reales (unos USD 37 666,7) en recursos cuya procedencia no supieron explicar.

Igualmente figura el empresario Benedito Rodrigues de Oliveira Neto, dueño de una gráfica que el año pasado prestó servicios a la exitosa campaña a gobernador del estado de Minas Gerais del exministro Fernando Pimentel, un dirigente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) con estrechos vínculos con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Uno de los allanamientos, de los realizados hoy en sesenta sedes de empresas y treinta residencias particulares, tuvo como blanco precisamente una propiedad de la esposa de Pimentel.

La operación permitió desmontar una organización que desde 2005 desviaba recursos del Gobierno mediante la firma de contratos facturados por valores encima de los del mercado o que no eran ejecutados, explicó el jefe de la división de Investigación y Combate al Crimen Organizado de la Policía Federal, Dennis Cali.

En una rueda de prensa, el comisario dijo que aún no se tiene conocimiento del total de recursos desviados aunque tan solo una de las sesenta empresas investigadas tenía un facturación anual de 465 millones de reales (unos USD 155 millones).

Pese a que la operación ordenada por la Justicia no incluía mandatos de arresto, los cinco sospechosos fueron detenidos en flagrante debido a que en sus celulares fueron encontradas mensajes que supuestamente comprueban las acusaciones. La operación, con allanamientos en los estados de Minas Gerais, Río Grande do Sul, Goiás y Brasilia, permitió la incautación de 100 000 reales (unos 33.300 dólares) en dinero, diez lujosos vehículos y un avión bimotor valorado en USD 800 000.

Además de Oliveira Neto, que en 2010 llegó a ser investigado por su supuesta participación en un grupo que montó dossiers falsos contra líderes de la oposición, la Policía Federal detuvo a Marcier Moreira, un funcionario del estatal Banco do Brasil que igualmente trabajó en la campaña electoral de Pimentel. "Hasta el momento no estamos investigando ninguna autoridad con prerrogativa de foro o partido político", aseguró Cali al ser interrogado sobre los encargados de organismos públicos que supuestamente facilitaron los desvíos.

Según el jefe policial, la organización utilizaba testaferros y repartía los recursos desviados entre varias empresas para facilitar su lavado y evitar el rastreo. "Igualmente se valían de una maniobra conocida como confusión patrimonial, que es cuando una misma sala sirve de sede a varias empresas, para dificultar la identificación de los dueños de las firmas", afirmó Cali.

En ocho meses de investigaciones los responsables por la operación vigilaron a los sospechosos y analizaron cerca de 600 gigabytes de datos extraídos de computadores, tabletas electrónicas y teléfonos de personas supuestamente vinculadas a la red, según un comunicado de la Policía Federal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)