4 de febrero de 2016 21:00

Brasil evaluará uso de radiación nuclear contra Aedes aegypti

En Brasil, las autoridades sanitarias han emprendido campañas de limpieza para controlar la propagación de el zika. Foto: AFP

En Brasil, las autoridades sanitarias han emprendido campañas de limpieza para controlar la propagación de el zika. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

Brasil evaluará la posibilidad de usar radiación nuclear contra el mosquito Aedes aegypti, transmisor de los virus del Zika y el dengue y la fiebre chikungunya, según informó hoy 4 de febrero del 2016 el diario O Estado de Sao Paulo.

De acuerdo con el medio, para discutir esa posibilidad, autoridades brasileñas se reunirán con representantes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) los próximos 17 y 18 de febrero en Brasilia.

La idea sería reducir sustancialmente la población de esa especie de mosquito antes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, que se realizarán entre el 5 y el 21 de agosto.

Durante la reunión en la capital brasileña, se diseñará un amplio proyecto de esterilización del Aedes aegypti. Los alcances del plan serán evaluados cuatro días después, por especialistas de todo el mundo que se encontrarán en Brasilia para ese fin. El uso de radiación contra el Aedes aegypti fue propuesto por el OIEA.

La idea consiste en exponer a mosquitos machos a la radiación nuclear para volverlos estériles. Al regresarlos al medio ambiente no podrán reproducirse, lo que reduciría la población. La ventaja del sistema es que millares de mosquitos serían controlados sin necesidad de usar productos tóxicos.

Como contrapartida, el problema es el número de mosquitos que tendrían que ser expuestos a la radiación en un principio, que tendría que ser mayor que la población autóctona en una proporción de 10 a 20 veces, apunta el medio.

En la práctica, esto significa que millones de mosquitos tendrían que ser modificados, por lo que la propia agencia nuclear considera que el método tiene más posibilidades de ser exitoso en pequeñas ciudades que en metrópolis como Río, por ejemplo, que tiene en torno de seis millones y medio de habitantes.

El virus del Zika comenzó a circular en Brasil en 2015. Desde entonces, se propagó por todo el país, lo que coincidió con una epidemia de microcefalia en recién nacidos. La relación entre uno y otro factor fue confirmada por el Ministerio de Salud, que aclara, no obstante, que no se sabe si se trata de una relación causa-efecto o si hay algún otro elemento en juego.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia sanitaria global a raíz de la proliferación del virus en al menos 25 países de las Américas y su coincidencia con casos de microcefalia.

No obstante, el organismo internacional considera que hay que investigar más para determinar si existe o no relación entre el virus y la malformación cerebral, que deja secuelas, en algunos casos severas, para toda la vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)