31 de agosto de 2016 20:37

Brasil llama a consultas a Embajador en Caracas y pide a bolivarianos respeto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Agencia EFE

El nuevo Gobierno brasileño llamó el miércoles 31 de agosto del 2016 a consultas a su embajador en Caracas tras la decisión de Venezuela de congelar relaciones en protesta por lo que llamó de "golpe de Estado parlamentario" en Brasil, al tiempo que pidió respeto a otros países "bolivarianos" que también han cuestionado su transición política.

Tanto Venezuela como Bolivia, Ecuador y Cuba calificaron como "golpe de Estado" la decisión de este miércoles del Senado brasileño de separar definitivamente de la Presidencia a Dilma Rousseff, hallada culpable de "crímenes de responsabilidad", tras lo que Michel Temer asumió definitivamente como jefe de Estado.
La reacción más dura, sin embargo, fue la de Venezuela, que decidió "retirar definitivamente a su embajador en Brasil y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno surgido de este golpe parlamentario".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil explicó en un comunicado que, ante la decisión venezolana que amenaza la integración latinoamericana, "decidió llamar a su embajador en Caracas a consultas".

"El Gobierno brasileño repudia los términos del comunicado emitido por el Gobierno venezolano sobre la conclusión del juicio político destituyente de la expresidente de la República (Dilma Rousseff), que revela un profundo desconocimiento de la Constitución y de las leyes de Brasil y niega totalmente los principios y objetivos de la integración latinoamericana", dice la nota.

En cuanto a la posición de los otros países que también llamaron a consultas a sus embajadores pero sin congelar las relaciones, el Gobierno brasileño "lamentó sus manifestaciones de incomprensión" del proceso por el que se destituyó a Rousseff.

"El proceso fue conducido con estricto respeto a lo que establecen las leyes y la Constitución brasileña y constituye un ejemplo que fortalece la democracia en el país y en la región", asegura el comunicado de la cancillería brasileña.

Según el Gobierno de Temer, Ecuador, Bolivia y Cuba "reinciden en expresiones equivocadas que ignoran los fundamentos de un Estado democrático de derecho, como el que rige de plena forma en Brasil".

En la nota dirigida a los otros países "bolivarianos", el Gobierno brasileño les pide "mantener la serenidad y respetar los principios y los valores que rigen las relaciones entre las naciones latinoamericanas".

Tras un proceso que comenzó en diciembre pasado, el Senado, por amplia mayoría de 61 votos a favor y 20 en contra, separó definitivamente del cargo a Rousseff, a la que juzgó por las maniobras fiscales con las que supuestamente intentó maquillar las cuentas públicas.

La decisión automáticamente confirmó como nuevo presidente de Brasil a Temer, que ejercía como mandatario interino desde el 12 de mayo, cuando el Senado decidió someter a juicio a Rousseff.
La ahora expresidenta de Brasil, en su primer pronunciamiento, denunció que su destitución constituye la consumación de un "golpe de Estado" en el país y convocó a una "enérgica, determinada y firme oposición a los golpistas".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)