25 de noviembre de 2015 21:55

Arresto de senador oficialista y de un banquero amplía la mancha de corrupción en Brasil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

La policía brasileña detuvo este miércoles al senador oficialista Delcidio Amaral, primer legislador en actividad arrestado por el multimillonario fraude a la estatal Petrobras, y desató un nuevo sismo político en el gigante sudamericano.

Líder del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en la cámara alta, Amaral fue capturado en Brasilia durante una operación en la que también fue llevado a prisión en Río de Janeiro el multimillonario André Esteves, CEO de BTG Pactual, el mayor banco de inversión de América Latina.

“Está preso en una delegación de la policía federal. El pedido de prisión preventiva fue porque estaba obstaculizando las investigaciones y no hay otra forma de evitar que haga eso (...) Está en una celda especial porque tiene fueros privilegiados”, dijo a la AFP una asesora de comunicación de la fiscalía de la república sobre la detención de Amaral.

El pedido de arresto del ministerio Público, al que accedió AFP , dice que Amaral ofreció a Nestor Cerveró, exjefe del área internacional de Petrobras que está en la cárcel por el escándalo, la posibilidad de fugarse a España -vía Paraguay- y recibir una mensualidad de 50.000 reales (unos 13.500 dólares) para su familia si no firmaba un acuerdo de colaboración con la justicia.

Las maniobras del senador representan “ una grave amenaza al orden público mediante esfuerzos desmedidos para garantizar su propia impunidad ” , dijo el juez de la corte suprema Teori Zavascki, que autorizó las detenciones.

Cerveró negociaba con las autoridades contar lo que sabía a cambio de una reducción en su condena de cinco años por lavado de dinero y ya había mencionado la participación de Amaral y Esteves en la adquisición irregular de una refinería en Pasadena, Estados Unidos, por parte de Petrobras.

La oferta del senador llegó a través de una conversación con un hijo de Cerveró llamado Bernardo, quien decidió grabarla y entregarla a las autoridades. Tras recibir el audio, la fiscalía solicitó el arresto.

Las revelaciones muestran una “ actuación concreta e intensa del senador Delcidio Amaral y del banquero André Esteves para evitar la celebración de un acuerdo de colaboración premiada entre la procuraduría y Nestor Cerveró, o al menos, evitar que, en caso de celebrarse, fuesen delatados ” , escribió el fiscal general, Rodrigo Janot, en la solicitud de detención.

La justicia también emitió órdenes de arresto contra el jefe de gabinete del senador, Diogo Ferreira Rodriguez, y el abogado Edson Ribeiro.

'Perplejo'

Horas después de la detención, el Senado aprobó en una decisión inédita mantener la prisión preventiva de Amaral decretada por la corte suprema por 59 votos a favor y 13 en contra.

La Constitución brasileña estipula que si un congresista con fueros es arrestado -en esta ocasión se trata del primero en caer por la red de sobornos que drenó más de 2.000 millones de dólares de Petrobras y tiene a decenas de políticos bajo investigación- la cámara a la que pertenezca debe votar para mantener o revocar la detención.

La captura de Amaral vuelve a golpear al PT tras el arresto de José Dirceu, exjefe de gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) , y de su ahora extesorero Joao Vaccari. Incluso el propio Lula fue llamado a dar su testimonio ante la justicia.

La secretaría del gobierno de Dilma Rousseff anunció que la semana próxima elegirá a su nuevo líder en el Senado, mientras que el presidente del Partido de los Trabajadores, Rui Falcao, desligó las “tratativas” del senador de sus actividades como parlamentario o afiliado.

“Por eso mismo el PT no se considera obligado a cualquier gesto de solidaridad”, afirmó.

'El país está cambiando'

Amaral es, sin embargo, una de las figuras del PT en el Congreso, talón de Aquiles de Rousseff desde que asumió su segundo mandato. La presidenta no logró galvanizar su apoyo parlamentario y enfrenta dificultades para aprobar un ajuste fiscal considerado central para encarrilar una economía deficitaria y en recesión.

“El país está cambiando”, dijo Claudio Goncalves Couto, analista de la Fundación Getulio Vargas. “ Una situación como ésta muestra que no importa si eres senador o un gran banquero, igualmente puedes ir a prisión ” .

Los mercados, de su lado, reaccionaron en baja: la bolsa de Sao Paulo retrocedió 2,94% y el real 1,2%.

La detención de Esteves, señalado en los textos de la corte como quien financiaría la supuesta huida de Cerveró, “preocupa porque es una figura muy respetada dentro del mercado financiero”, dijo Angelo Larozi, analista de Walpires Corretora en Sao Paulo.

Con 47 años y una fortuna de USD 2 100 millones según Forbes, Esteves controla el mayor banco de inversión de América Latina con oficinas en cuatro continentes. Los títulos de la firma se desplomaron 21% en el mercado local.

Corrupción 

El “Petrolao” es considerado el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil y ha regado de sospechas a la élite local.

Hace apenas 24 horas fue arrestado José Carlos Bumlai, empresario cercano a Lula, y presidentes de grandes empresas, como Marcelo Odebrecht, que dirigía la constructora que lleva su apellido, permanecen detenidos desde hace meses en el estado sureño de Paraná, donde se tramita la investigación de la esfera privada del escándalo.

El expresidente Fernando Collor y el actual jefe de la cámara de Diputados, Eduardo Cunha, también fueron denunciados formalmente por el fraude.

Según la investigación, las mayores constructoras formaron un cártel para manipular licitaciones de Petrobras mediante el pago de sobornos a directivos de la estatal vinculados a partidos políticos, que luego eran distribuidos entre los confabuladores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)