13 de April de 2010 00:00

Bosco Solórzano apareció en la TV

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El llamado ‘hombre de la Fiscalía’, Bosco Solórzano, habló ayer con la prensa.  Lo  hizo acompañado de su esposa e hija, en su casa en Guayaquil. Solórzano aseguró   que apareció  para desmentir las versiones que dieron los asambleístas que impulsa el juicio político en contra del fiscal de la Nación, Washington Pesántez.Durante las  dos últimas semanas, su nombre y su relación con  Pesántez eran claves  dentro del enjuiciamiento al funcionario. En la Asamblea solo se tenía una foto suya tomada en la inauguración de la Fiscalía de Machala el año pasado. Los asambleístas interpelantes pidieron que vaya a la Comisión de Fiscalización, pero él se negó. Su presencia era para aclarar la denuncia de la  ex fiscal de El Oro, Lucy Blacio, aseguró en la Comisión de Fiscalización, que Solórzano fue el emisario que envió el Fiscal para presionarla. Según su versión, él la visitó en su oficina en Machala para pedirle que revise su actuación dentro de la investigación penal a la empresa Alicorp. Blacio sostuvo que ella rechazó esa presión y prefirió renunciar a su cargo. También se acusa  a Solórzano de intentar sobornar a los legisladores para evitar el  juicio al Fiscal. Esa denuncia la presentó el asambleístas del Partido Socialista, Tomás Zevallos, quien aseguró que fue visitado por Solórzano, en febrero  pasado. Ayer, Solórzano manifestó  que no ofreció ningún cargo a Zevallos y dijo que en su  respaldo tiene la   declaración  del legislador. En la rueda de prensa, él no negó su amistad con el fiscal Pesántez, pero sostuvo que no trabaja para la Fiscalía, como se ha denunciado. Aseguró que labora  para estudios jurídicos de Guayaquil y de Quito. En marzo pasado, el Fiscal General le dijo a este Diario que Solórzano era conocido dentro de la Función Judicial porque trabajaba entregando oficios en los juzgados.  “Me da vergüenza que  me saquen en un canal de televisión como el más buscado, como que fuera un delincuente,  un traficante,  un criminal. Yo trabajo para algunos estudios jurídicos en Guayaquil y para clientes de Guayaquil en recursos de casación a nivel de Corte Suprema. No tengo  ninguna relación con el Ministerio Fiscal General”, dijo Solórzano a Teleamazonas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)