30 de julio de 2014 00:00

Los bonos comprometen a Ecuador con la OEA

La sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) está en Estados Unidos. En junio pasado, el presidente Correa pidió que saliera de ese país. Foto: OEA

La sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) está en Estados Unidos. En junio pasado, el presidente Correa pidió que saliera de ese país. Foto: OEA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 19
Contento 3
Estefanía Celi. Redactora

La colocación de USD 2 000 millones en bonos soberanos del Ecua­­dor en el mercado internacional de capitales, compromete al país a una serie de medidas que, de no cumplirse, pueden dar lugar a la aceleración de los pagos antes de su vencimiento, en el 2024.

La circular que el país presentó a los compradores de los bonos detalla 10 causales de incumplimiento. Entre estas está que el Ecuador deje de ser miembro o país elegible ante organismos como el FMI, la CAF, el Fondo Latinoamericano de Reservas o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Y como una de las exigencias del BID a los países que se benefician de sus créditos es que permanezcan en la OEA, el Gobierno ecuatoriano no podría abandonar ese organismo hemisférico. En un inicio, el BID fue parte de la OEA, por eso esta condición permanece hasta la fecha.

De allí que una salida de la OEA implicaría la separación inmediata del Ecuador del BID y, por lo tanto, la aplicación de las causales de incumplimiento de esta reciente colocación de bonos se haría efectiva.

Por eso, la emisión de estos bonos coincide con una tregua en las críticas del Gobierno al Sistema Interamericano de DD.HH. (SIDH) de la OEA.

Por ejemplo, no ha habido ningún pronunciamiento ante el nombramiento del nuevo relator para la Libertad de Expresión, Edison Lanza, a pesar de que esa entidad es una de las que más críticas ha recibido por parte de Ecuador.

Francisco Proaño Arandi, exembajador del país ante la OEA, señala que hay una vincu­lación entre el cese de las críticas y la colocación de bonos.

A su criterio, Ecuador está allanando el camino para obtener préstamos. “Es una estrategia de limar asperezas con el Sistema Interamericano, aunque (las autoridades ecuatorianas) seguirán impulsando las reformas” en el marco de los reglamentos.

Ecuador ha amenazado desde marzo del 2013 con abandonar el Sistema si no hay cambios en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Las principales demandas del país han sido que la sede salga de Washington y que se reestructure el papel de la Relatoría de la Libertad de Expresión.

Si Ecuador, por ejemplo, decidiera dejar la CIDH, se comprometería su presencia misma en la OEA, pues esa Comisión nació junto con el organismo hemisférico y ambas entidades se rigen por una Carta.

Las críticas de las autoridades ecuatorianas se han enfocado a la CIDH y a la OEA, cuando en su último período extraor­dinario de sesiones, el presidente Rafael Correa pidió que todo el sistema saliera de ­Washington (EE.UU:).

Hernán Salgado, exmagistrado de la Corte Interamericana de DD.HH., señala que el Régimen es contradictorio al criticar a organismos internacionales y necesitarlos para préstamos. “El discurso político no puede desentenderse de estos otros aspectos que hay en las relaciones internacionales”.

Salgado recuerda que el BID negó un préstamo al gobierno de Alberto Fujimori (Perú) por violaciones a los DD.HH. en
un caso que analizó la Corte Interamericana.

Los cuestionamientos de Ecuador al sistema de DD.HH.

2011

Las primeras críticas a la Comisión Interamericana surgieron después de que se ventilaran allí los juicios contra el diario El Universo y los ataques a periodistas a través de cadenas.

2012
En el 144º Período de Sesiones de la OEA, el canciller Ricardo Patiño acusó a la CIDH de ser un “ente inquisidor contra los Estados” e invitó a sus miembros a que visitaran el país.

2013
Ecuador planteó 12 cambios a la CIDH, pero se dejó por fuera el tema de mudar la sede. Patiño advirtió con abandonar el Sistema Interamericano si no se “toman decisiones”.

2014
Ecuador llevó a la Asamblea de la OEA un nuevo proyecto de reformas al SIDH. Sin embargo, dio marcha atrás y no
los presentó. Pidió que también se cambiara la sede de la OEA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)