26 de agosto de 2015 22:01

Bomberos han identificado a seis jóvenes por incendios forestales en Quito

El incendio inició aproximadamente a las 15:30 de este miércoles 26 de agosto del 2015. Foto: Evelyn Jácome/El Comercio

El incendio en el cerro Auqui se inició aproximadamente a las 15:30 del miércoles 26 de agosto del 2015. Foto: Evelyn Jácome/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Fernando Medina

Seis de cada 10 incendios forestales registrados en Quito lo que va del verano del 2015 fueron provocados. La cifra es del Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano, que ya ha sumado 1 034 conatos e incendios en su jurisdicción, el último de ellos aún es sofocado a estas horas (21:30 del miércoles 26 de agosto) en el sector del cerro Auqui, al oriente de la urbe.

Este último siniestro y otro reportado pasadas las 11:00 de este miércoles en El Panecillo causaron alarma en la ciudadanía, por su cercanía con zonas pobladas y rutas de circulación vehicular. En el Panecillo, las tareas para sofocar el fuego duraron cerca de dos horas; se requirieron 20 efectivos y 4 tanqueros de agua. Allí las llamas afectaron dos hectáreas.

En el incendio forestal del Auqui intervienen 150 bomberos y 20 vehículos de los casacas roja. En un video difundido esta noche en la cuenta de Twitter de la institución, el comandante del Cuerpo de Bomberos, Eber Arroyo, informó que los efectivos no se saldrán del lugar hasta controlar el 100% del siniestro; pues las llamas continúan en la parte occidental inferior.

EL COMERCIO accedió a las estadísticas de incendios forestales levantase por Bomberos. Los días con más conatos fueron el lunes 24 de agosto del 2015, con 39 hechos, y el viernes 21 de agosto, con 62 alarmas. En el verano del 2014 Quito registró 602 emergencias, este año el incremento fue del 72%, pero Arroyo dice que eso no significa que los daños sean superiores.

Las excepciones en este 2015 fueron el siniestro de hoy en el Auqui, que aún no se contabiliza, y las llamas del pasado lunes 24 de agosto en el cerro Ilaló (incendio que duró más de 24 horas y que requirió la intervención de 100 bomberos y 10 tranqueros de agua). Según Arroyo, las tareas para apagar las llamas en el Ilaló se intensificaron por las condiciones del viento. En esa zona las ráfagas del aire corrían a 30 kilómetros por hora. Ese dato está en el informe emitido por Bomberos. En el documento también se determina que el fuego fue provocado por personas con ánimo de hacer daño al área verde.

De hecho, según el Jefe de Bomberos, el 60% de incendios registrados en Quito fue provocado intencionalmente. Los pirómanos eligen lugares desolados para iniciar el fuego y antes de que alguien visualice el humo huyen de inmediato, dice.

Los vecinos de El Panecillo denunciaron a las autoridades la presencia de un sospechoso minutos antes de que se iniciara el fuego en ese lugar la mañana de este miércoles. Los moradores contaron que cerca de las 11:00 escucharon una explosión en la ladera. Cuando fueron al lugar vieron que un hombre de camiseta roja corría por los matorrales mientras las llamas se extendían por la colina.

Desde ese momento intentaron apagar las llamaradas con ramas y agua que traían en baldes y recipientes. Minutos después llegaron dos equipos del Cuerpo de Bomberos de Quito. Ellos visualizaron la cortina de humo desde el sector de la Libertad. Allí también se había registrado otro conato, minutos antes.

Bomberos también recogió las versiones de vecinos en el cerro Auqui, el pasado domingo 23 de agosto, cuando también se produjo un incendio en el lugar. Los moradores describieron a un sospechoso de similares características. Los casacas roja ya los han identificado y señalan que son seis jóvenes que están quemando los bosques de la ciudad.

El 40% restante de incendios forestales en la capital fueron, según Arroyo, causados de manera inintencional, esto quiere decir que se iniciaron por accidentes: quema agrícola y de basura; colillas de cigarrillos y fósforos arrojadas por fumadores; uso indebido de materiales inflamables por parte de niños y adultos.

Bomberos recuerda que durante este verano está totalmente prohibida la quema a cielo abierto. Por tal motivo, se pide a la ciudadanía que en caso de ver personas sospechosas en bosques o laderas informen a la Policía o al ECU 911.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)