13 de diciembre de 2016 21:22

Los Bomberos de Guayaquil proponen prohibir la quema de los monigotes gigantes

Martín Cucalón, del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil solicitará que los monigotes gigantes del Puerto Principal no sean quemados sino que se los destruya. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Martín Cucalón, del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil solicitará que los monigotes gigantes del Puerto Principal no sean quemados sino que se los destruya. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Redacción Guayaquil

Heridos y viviendas en riesgo. Estas son algunas de las emergencias que atiende el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil a inicios de cada año, cuando se establece un cronograma para la quema de los monigotes gigantes en Guayaquil.

Este año, el primer jefe de la institución, Martín Cucalón, anunció que hizo un pedido al Municipio de Guayaquil para prohibir la quema de estos años viejos y optar por medidas más seguras.

“Es muy importante que los monigotes gigantes no sean quemados sino que sean destruidos, que sean cortados y esa basura será recogida, posteriormente, y depositada donde el Municipio de Guayaquil decida”, explicó.

Cucalón reconoció que las estructuras, que pueden superar los 10 metros de altura, son verdaderas obras de arte y un fuerte atractivo turístico que ha desarrollado el suburbio guayaquileño en esta época.

“Sin embargo, estas quemas que se realizan en la noche, posterior al 6 de enero, generan un descontrol total. Hay mezclas de alcohol, fiesta, música, peleas, explosivos, gasolina… Son incidentes que nos causan muchos problemas como bomberos”, afirmó.

En el 2014 se registraron 39 monigotes gigantes. El año pasado hubo más de 50. El Cuerpo de Bomberos y la Policía realizan un cronograma para la quema controlada. Ambas entidades se reúnen en estos días con los propietarios de los años viejos para llegar a un acuerdo.

Cucalón dio el anuncio este martes 13 de diciembre del 2016, durante la presentación de la campaña No pierdas el sentido de la responsabilidad. La iniciativa se enfoca en reducir las lesiones por el uso de explosivos.

En el 2012, el hospital Roberto Gilbert atendió a 38 niños con quemaduras. En el 2015 la cifra descendió a 11 niños. “Es una baja importante y esperamos llegar a cero con campañas de este tipo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)