7 de enero de 2016 21:38

Bomberos de Guayaquil convocan a dueños de monigotes gigantes

Tres monigotes fueron encendidos la noche del miércoles 6 de enero en Guayaquil. Foto: Juan Carlos Mestanza/EL COMERCIO

Tres monigotes fueron encendidos la noche del miércoles 6 de enero en Guayaquil. Foto: Juan Carlos Mestanza/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Juan Carlos Mestanza

La quema de los años viejos gigantes del suburbio de Guayaquil se realiza en base a un cronograma coordinado con el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil (BCBG) y la Policía Nacional.

Así, para mañana, viernes 8 de enero del 2016, está planificada la quema de seis monigotes, entre las 20:00 y 00:00. Son los ubicados en la 24 y Cristóbal Colón, Ayacucho y la 16, San Martín y la 23, Guasmo Sur cooperativa Unión de Bananeros, Maldonado y la Séptima y en la 25 y Gómez Rendón. Para el sábado serán quemados otros 9 monigotes y para el domingo 10 más.

El Cuerpo de Bomberos ha identificado al menos 50 muñecos en 34 sectores de varios puntos de Guayaquil. Hasta ahora al menos 22 propietarios han solicitado apoyo por razones de seguridad. La tarea de asesoramiento es apoyada por la Policía.

Mediante un comunicado en sus redes sociales, la entidad bomberil porteña indica a las agrupaciones o personas responsables de la elaboración de los monigotes gigantes que, en caso de requerir el resguardo y contingente de una motobomba, deberán solicitarlo por escrito.

En el mismo debe consignar el día, hora y lugar en que se realizará la quema así como el nombre de la persona responsable del monigote.

Además, los organizadores deberán comprometerse a no utilizar ninguna clase de explosivos ni petardos durante la incineración, con el fin de precautelar la vida y las pertenencias de los moradores de los sectores.

En los barrios del suburbio de Guayaquil, los monigotes gigantes son la sensación. En las calles Brasil y la 14 se exhibe un monigote de Iron Man. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

En los barrios del suburbio de Guayaquil, los monigotes gigantes fueron una sensación. Foto: Enrique Pesantes / El Comercio

De antemano, según el comunicado, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil “no se responsabiliza por cualquier incidente o eventualidad que pudiera presentarse durante la realización del evento de quema”. Y advierte que en caso de incumplimiento de los compromisos de parte de los moradores, y de no existir las debidas seguridades para el personal bomberil, se dispondrá el retiro del muñeco.

Santiago Peña, jefe de Prevención contra Incendios del BCBG, dijo que básicamente es la no utilización de material explosivo.
“Por eso hacemos un llamado a quienes elaboraron estos monigotes y quieran quemarlos para que sepan sobre los problemas que se pueden presentar al momento de la quema”.

De acuerdo al registro y forma de compromiso, tres monigotes fueron encendidos la noche del miércoles 6. Sin embargo, Luis Páez, jefe de la Cuarta Brigada, cuestionó que en plena quema moradores hayan lanzado petardos. “Yo no sé de dónde sacaron tantas tumbacasas y camaretas por lo que peligraban tantas criaturas. Por ello, junto con la Policía, tuvimos que apagar el monigote”.

Hay casos como en la barriada de la 16 y Pedro Pablo Gómez, por ejemplo, en donde los moradores decidieron no quemar el año viejo debido al peligro que podría representar para las viviendas y las personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)