9 de enero de 2015 20:12

Los bomberos se financian con el cobro de la tasa en las planillas de la luz

En la Comandancia del Cuerpo de Bomberos, en la Veintimilla y Reina Victoria, los bomberos preparan sus equipos para combatir los incendios forestales.

Las reformas a la Ley Orgánica del Servicio de Energía Eléctrica generan incertidumbre entre los bomberos. Foto: Archivo / El Comercio. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Washington Benalcazar, Lineida Castillo, Elena Paucar y Andrea Medina.

La noticia sobre la aprobación de las reformas a la Ley Orgánica del Servicio de Energía Eléctrica, con cambios que podrían afectar el cobro del tributo que paga la ciudadanía destinado a los bomberos, sorprendió a los 260 elementos de la casaca roja de Imbabura, en el norte de Ecuador.

Ibarra, con 156 personas entre bomberos, técnicos y personal administrativo, es la institución de socorro más grande de la provincia. Según Marco Antonio Hadathy, comandante de los Bomberos de Ibarra y de Imbabura, esta dependencia requiere un presupuesto anual de USD 3,5 millones para operar.

Oswaldo Ramírez, jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuenca, dice que el pago que realizan los abonados de energía eléctrica del país es un valor fijo. Este año, los abonados de la categoría residencial pagarán USD 1,77, los de la comercial USD 5,31, de la pequeña industria 10,72 y de la gran industria 21,24.

En la antigua normativa se contemplaba el pago que realizaban los abonados de energía del país por la tasa de los bomberos. El cálculo era diferenciado entre las diferentes categorías de los abonados. Para los residenciales representa el 0,5% del salario básico, para los comerciales el 1,5%, para los pequeños industriales el 3% y para la gran industria el 6%.

En Guayaquil, luego de la campaña de prevención de incendios que se realizó en fin de año, en las redes sociales circula el escudo rojo del Cuerpo de Bomberos con un listón negro. Es la señal de luto nacional por la aprobación de la nueva.

Los bomberos de Guayaquil tienen seis brigadas, distribuidas en 30 cuarteles. Además cuentan con una academia de formación y continuamente coordinan talleres con instituciones del exterior. Solo en el 2014, atendieron 12 802 emergencias en la ciudad, según reportes de la institución.

Hasta el 3 de junio del 2005, la institución estuvo adscrita al Ministerio de Bienestar Social. En esa fecha se suscribió un convenio de transferencia de competencias entre el Ministerio y la Municipalidad de Guayaquil.

En el 2005 también se expidió la Ordenanza de Autonomía y Funcionamiento del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, que califica a la institución como “una persona jurídica de derecho público descentralizada, adscrita a la Municipalidad de Guayaquil, con patrimonio propio y con autonomía técnica, funcional, administrativa, financiera y presupuestaria”.

Antonio Posso, asambleísta del partido Avanza e integrante de la Comisión de Seguridad y Asuntos Internacionales, manifestó su total rechazo a esta medida. “El tema es gravísimo”. Al quitar este rubro, agrega, los bomberos “quedan en el aire”.

Según el asambleísta, en esta resolución se indica que las propias empresas eléctricas o municipios podrán firmar convenios especiales con los bomberos para que puedan reestructurar este beneficio. “Esto hace voluntario el aporte de los ciudadanos porque a la gente no le gusta pagar impuestos”.

Este aporte, según el asambleísta, equivale al 90% del sostenimiento de los Cuerpos de Bomberos de todo el país.

En la provincia de El Oro, están activos 800 bomberos, entre voluntarios y contratados, distribuidos en 20 estaciones en los 14 cantones. En el 2014, los bomberos de esta provincia atendieron 500 emergencias. Según esta entidad, en la provincia el 90% de su presupuesto de USD 2 millones provienen de las planillas de energía eléctrica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)