16 de noviembre de 2014 19:47

Un niño ibarreño fue nombrado 'bombero honorífico'

En el Cuartel de Bomberos de Ibarra se efectuó este domingo, 16 de noviembre, la ceremonia de incorporación del Bombero Honorífico Junior. Foto: Cortesía David Valdivieso

En el Cuartel de Bomberos de Ibarra se efectuó este domingo, 16 de noviembre, la ceremonia de incorporación del Bombero Honorífico Junior. Foto: Cortesía David Valdivieso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 6

Redacción Sierra Norte

En una ceremonia que se efectuó hoy, domingo 16 de noviembre de 2014, en el cuartel central del Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Ibarra, situada al norte del país, Bryan Javier Almeida, de 6 años, fue nombrado Bombero Honorífico Junior.

El infante padece desde hace tres años de cáncer y uno de sus sueños es ser bombero. Este domingo no solo que vistió el uniforme oficial, un pantalón negro, una camisa roja y un casco, sino que realizó varias tareas que cumplen los casacas rojas en la capital imbabureña.

El pequeño bombero, junto a tres nuevos compañeros, se desplazó en una motobomba desde su casa, ubicada en el centro histórico, hasta el norte de la urbe en donde opera la entidad de socorro, para asistir al acto oficial de incorporación. En ese sitio le esperaban un centenar de invitados.

Marco Antonio Hadathy, comandante de la institución, le entregó el título que le acredita como integrante honorario de esta entidad, tras un pedido realizado por los familiares del menor. También se le confirió una credencial que lució orgulloso en su pecho. Además, recibió una efigie de un bombero y un ramo de flores.

Después de la ceremonia, Bryan Almeida se trasladó a la laguna de Yahuarcocha. En el lado norte del complejo lacustre en donde funciona la estación bomberil de rescate acuático. En ese sitio aprendió sobre el adiestramiento de los canes para la búsqueda y localización de personas desaparecidas en desastres naturales. A bordo de una lancha acompañó en la vigilancia de las actividades recreativas que se realizan en la laguna ibarreña.

Luego, en un helicóptero de la Policía surcó el cielo ibarreño para conocer los sitios vulnerables de incendios forestales y de inundaciones de esta urbe.

La jornada incluyó un almuerzo que compartió con sus colegas en el comedor de la institución. Por la tarde, participó en un simulacro de un incendio estructural, en donde el pequeño maniobró un extinguidor de agua. Así, concluyó su primera jornada como bomberos honorífico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)