2 de marzo de 2018 23:42

Los 10 años del bombardeo en Angostura se recordaron con una misa en México

En el bombardeo de Angostura murieron los mexicanos Verónica Velásquez, Fernando Franco, Juan González y Soren Avilés, quienes eran estudiantes de la Universidad Autónoma de México (UNAM). Foto: cortesía Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas d

En el bombardeo de Angostura murieron los mexicanos Verónica Velásquez, Fernando Franco, Juan González y Soren Avilés, quienes eran estudiantes de la Universidad Autónoma de México (UNAM). Foto: cortesía Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 12
Sorprendido 1
Contento 1
Diego Bravo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La noche de este viernes 2 de marzo del 2018 se realizó una misa para recordar a los cuatro estudiantes mexicanos que murieron durante el bombardeo de Angostura (Sucumbíos), registrado el 1 de marzo del 2008. La ceremonia fue en la capilla de Santa María de la Anunciación de la Ciudad de México.

En esta semana se cumplen 10 años de ese hecho. Allí fallecieron los mexicanos Verónica Velásquez, Fernando Franco, Juan González y Soren Avilés, quienes eran estudiantes de la Universidad Autónoma de México (UNAM). También, fallecieron 18 guerrilleros colombianos, entre ellos Raúl Reyes, canciller de las FARC, y el ecuatoriano Franklin Aisalla.

Este Diario se comunicó telefónicamente con los padres de las víctimas esta tarde. Ellos sienten tristeza porque no se ha hecho justicia en una década. Esperan que avancen rápido los trámites de la demanda que presentaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el 2014.

Esta fue planteada en contra de Ecuador, México y Colombia. La medida incluye al Estado mexicano por no haber protegido a sus connacionales al no activar los mecanismos para exigir justicia.

Luis Ángel Saavedra es director de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), la cual se ha encargado de seguir el proceso en instancias internacionales. Para él, este caso ha perdido fuerza con el pasar de los años debido a que incomoda al gobierno nacional y Colombia.

“El caso Angostura siempre fue usado políticamente. No se lo ha podido judicializar de forma independiente. Siempre sirvió para presionar a Colombia o para reconciliarse con ese país. Si (las autoridades ecuatorianas) se enojan con el vecino del norte se activa el caso. Si se llega a un acuerdo lo silencian”, precisa el activista.

Ana María Ramírez es madre de Verónica Velásquez e integrante de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos. Ella recordó a su hija esta tarde como una joven tranquila, que nunca le trajo problemas ya que solo se dedicaba a su preparación académica. Tenía 30 años cuando murió.

Cada 1 de marzo, ella le lleva flores al mural que se pintó en honor a los fallecidos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Además, participó en los eventos realizados esta semana para recordarlos. Uno fue la presentación de la revista 'Sucumbíos, 10 años por la justicia'.

Esta fue dirigida por la Asociación de Padres y Familiares de las víctimas. En esta participaron catedráticos y activistas de Derechos Humanos, quienes opinaron sobre lo que pasó tras el bombardeo y sus repercusiones 10 años después.

Ramírez llora al recordar lo que pasó con su hija. La próxima semana, la revista será difundida y distribuida en otras universidades de México. Destaca que en estos 10 años, en su país, han contado con el apoyo de la Liga Mexicana de los Derechos Humanos y otras organizaciones sociales.

A la misa de esta noche también asistió Álvaro González Pérez, papá de Juan, quien tenía 28 años cuando perdió la vida. Cuenta que la revista es de edición única. Como parte de las actividades – acotó - se organizó un mitín frente al Consulado de Colombia en México. Este contó con la presencia de los allegados de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y representantes de organizaciones sociales.

Los padres de los fallecidos indicaron que sus hijos no eran guerrilleros, sino alumnos que hacían investigaciones como parte de una actividad extracurricular, que consistía en participar en un congreso internacional que se desarrolló en Ecuador a inicios de marzo del 2008. Como parte de ese evento también se organizó el campamento en Angostura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (8)