15 de septiembre de 2015 15:40

75 hectáreas de pajonal y bosque se queman en la parroquia Simiatug, en Bolívar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta

Al menos 75 hectáreas de pajonal, arbustos y pino se quemaron en la comunidad Rayopamba de la provincia de Bolívar el lunes 14 de septiembre del 2015.

Pese al esfuerzo de los comuneros y del personal de los bomberos de Guaranda, Chillanes y Echeandia, el fuego no logró ser controlado. Las llamas que alcanzaron los 30 metros de altura impidieron extinguirlo. Franklin Chimborazo, dirigente del sector perteneciente a la parroquia Simiatug habitado por 80 familias, en la Sierra Centro del Ecuador, dijo que el incendio se inició al mediodía del domingo 13 de septiembre.

"Llamamos desesperados al ECU911 para que envíen a los bomberos para apagar completamente las llamas, pero no llegaron. Ahora todo quedó en cenizas".

Según él, hace 25 años se hizo la plantación de pinos con el apoyo del Ministerio del Ambiente. Estaban próximos a la cosecha y sucedió el incendio. “Hemos pedido dinero y el ambiente quedó dañado", dijo Chimborazo.

Hasta las 18:30 de hoy, una nube inmensa de humo se podía ver desde la carretera Ambato-Guaranda. Estas zonas eran usadas para el pastoreo de los animales y eran consideradas como una reserva por la existencia de venados, lobos y conejos de monte.

El intenso viento impedía efectuar el trabajo a las 40 personas que llegaron para ayudar en la tarea. Delia Punina, de 50 años, arribó con una rama de pino para ayudar a apagar. Sin embargo, las llamas y el humo negro asustaron a la mujer, que corrió ladera abajo.

El personal del Subcentro de Salud de Salinas de Guaranda también estuvo en el sitio. El médico Víctor Camacho atendió a algunas personas afectadas de la garganta y también con irritación de la vista por la inhalación de humo y por efectos de la ceniza.

“Se termina mi plantación de pino que tanto esfuerzo y esmero hemos cuidado se terminó en menos de 5 horas”, contó con lágrimas Carlos Chimborazo. El hombre, de 50 años, fue operado hace una semana, por eso desde lejos miró como las llamas devoraban el inmenso bosque de su propiedad.

Xavier Vega, jefe del Cuerpo de Bomberos de Chillanes, aseguró que 11 bomberos de Chillanes, Guaranda y Echeandía asistieron para controlar el fuego, pero fue difícil por lo tupido de la plantación de pino. "No podemos arriesgar a nuestro personal, lo que se hizo es talar con las motosierras algunos árboles para cortar la línea de fuego".

Mencionó que no acudieron al llamado de los comuneros de Rayopamba debido a que se encontraban atendiendo en otros sitios cercanos al centro de la ciudad de Guaranda, zonas consideradas como prioridad.

En los próximos días el personal del Ministerio del Ambiente efectuará una evaluación de los daños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)