3 de April de 2010 00:00

Bogotá, nueva vitrina para la UDLA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Construir
construir@elcomercio.com

Antes de que  la Cámara de la Pequeña Industria y la Fundepim convoquen al concurso del mueble que se desarrolló a la par de la Feria Madera&Diseño 2010, el Rit  Marim estaba listo.

Se trata de un sistema de dormitorio multifuncional, dice Esteban Manzano, catedrático de arquitectura de interiores de la Universidad de las Américas. “No hablamos de un juego de dormitorio sino de un sistema”.
 
El aula 259 es el escenario de un taller de diseño de muebles. En la primera parte se ven temas relacionados con la ergonomía;  en la segunda se aprenden tipologías para diseñar, tipos de sillas, rediseños...; en la tercera fase ya se hacen los prototipos.
 
Valentina Bohórquez, la diseñadora del Rit Marim, dice que desde el principio del taller ella pensaba en desarrollar algo relacionado con los afroecuatorianos. “Luego amplié la idea y nació un mueble inspirado en la marimba;  no tanto como instrumento sino como ritmo musical con repeticiones y composiciones. Es lo que  refleja el sistema”.

Manzano cuenta que en sus talleres, los alumnos buscan un mueble que tenga proyección en su fabricación, es decir que pueda ser manufacturado en serie. “Lastimosamente, en el país no tenemos un terminado perfecto, por lo que nos ajustamos a lo que hay en el mercado”.

En la escuela tratamos de dar al estudiante una guía, cuenta Patricia Dávalos, directora de la Escuela de Arquitectura de la universidad. “Queremos que los alumnos puedan responder a los aspectos sociales. En este caso nos centramos en los espacios reducidos. La idea era  diseñar algo para gente con menos recursos pero que tenga una forma”.
 
Entre las anécdotas del concurso, además de las peticiones de compra del mueble, fue la curiosidad de la gente por el nombre del sistema. Su creadora explica que le pusieron un nombre porque uno de los ‘tips’ para diseñar un mueble es darle alma.
 
Pese a que muchos de los asistentes a la feria preguntaron por el precio del mobiliario ganador, este es solo un prototipo por lo que no está en venta. Manzano comenta que una cosa es ver el mueble en el papel, otra es ponerle dimensiones en la computadora y otra, muy distinta, es verlo en la realidad que es  en donde se pueden detectar las fallas.

Pero, aclara el catedrático, el   mueble  es 100% construible, incluso en serie. La UDLA trabajó con el taller de diseño Squadra en la elaboración del prototipo.

Seis universidades en concurso

Además de la UDLA, en el concurso del mueble participaron seis universidades, que tienen en su pénsum de estudios las carreras de arquitectura y/o diseño interior. El jurado, conformado por los diseñadores Mario Arias, Luz Marina Salgado, Cayetano Cambria y Jorge Montaña.
 
Al final de la feria se dictaminó que el ganador del certamen era el sistema Rit Marim y además otorgaron una mención de honor al proyecto Canasta presentado por   la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE).
Scanfort Muebles apadrinó a los chicos de la Universidad Tecnológica Equinoccial: Vanessa Reinoso, Mauricio Mantilla, Andrés Quinapallo y Claudia
Corrales. Ellos  trabajaron con fibras naturales y madera.

Los ganadores obtuvieron un espacio para la universidad   en la Feria de las Universidades por  realizarse en el Centro de Exposiciones Quito. También  pasajes Quito-Bogotá-Quito y una estadía por cuatro  días en la capital colombiana   para asistir a la Feria Internacional del Diseño. Asimismo, la UDLA   exhibirá el prototipo diseñado por Valentina Bohórquez, en la Feria de Bogotá en el stand de la Red Latinoamericana de Diseño.

También estuvieron en el concurso la Universidad San Francisco, Universidad Internacional, el Instituto Metropolitano de Diseño y la Universidad Católica,  la cual  ganó el premio al mejor pabellón  de la feria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)