5 de marzo de 2015 20:50

La primera biorefinería del Ecuador estará en Santo Domingo

Biorefinería

Las autoridades de la Empresa Pública Yachay y de la Prefectura de Santo Domingo definieron acuerdos para poner en marcha el proyecto industrial. Foto: Bolívar Velasco/El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 13
Bolívar Velasco

La basura orgánica que se genera en Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente del Ecuador, será aprovechada para la industria. Esto a través de una biorefinería que tendrá la capacidad de procesar biocombustibles y biofertilizantes. La construcción de esta planta surge de un proyecto puesto en marcha entre la Empresa Pública Yachay y la Prefectura Tsáchila.

Héctor Rodríguez, gerente de Yachay, señaló que esta será la primera biorrefinería del país desarrollada por investigadores nacionales y con tecnología 100 % ecuatoriana.

La idea es mejorar el manejo de residuos sólidos y emprender en la prestación de servicios de alta calidad con productos de valor agregado. La primera fase de la biorefinería se espera concretar en el 2016.

¿Por qué en Santo Domingo? Según el Municipio, esta jurisdicción cuenta con altas condiciones de humedad que facilitan una mejor descomposición de los desechos.

A esto se suma que en la provincia se generan en el día 30 toneladas de basura orgánica. En la actualidad estos desechos no reciben un adecuado tratamiento para generar valor agregado, indica Jaime Pazmiño, director de Saneamiento Ambiental del Cabildo.

Esta entidad desarrolla un plan de reciclaje en la fuente en los mercados con el fin de separar la basura orgánica de los desechos sólidos. Pero en Santo Domingo se desarrollan otros proyectos pensados a gran escala.

Desde el 2014, el Instituto Nacional de Energías Renovables realiza pruebas a una planta de biodiésel que se encuentra en un complejo del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias del cantón La Concordia. Esta procesadora tiene la capacidad de transformar 50 kilos de basura orgánica en biodiésel, por hora.

El resultado es la gasolina ‘verde’, es decir un carburante menos contaminante con el medio ambiente. Por ejemplo, el biodiésel al ser un combustible de origen vegetal, su resultado es 100% puro. Su uso se adapta a los vehículos que tienen motores a diésel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)