30 de diciembre de 2015 14:40

El Biess comenzará el 2016 con menos ingresos para inversión

El Banco del Afiliado (Biess), creado en el 2010, es el brazo operativo del IESS y se encarga de realizar las inversiones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El Banco del Afiliado (Biess), creado en el 2010, es el brazo operativo del IESS y se encarga de realizar las inversiones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 47
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Mónica Orozco

El Banco del Afiliado (Biess) arrancará el 2016 con menos recursos. Y para mantener sus colocaciones deberá realizar varias operaciones financieras que le generen liquidez.

Dos factores han provocado este escenario. El primero fue el retiro del aporte fijo del 40% del Estado para el pago de pensiones del IESS en abril pasado.

El exrepresentante de los afiliados al Biess, Omar Serrano, explica que ese aporte estatal permitió que el IESS tuviera excedentes y que crecieran sus fondos de ahorro e inversión. “En el 2016 ya no habrá esos excedentes porque el IESS ya no recibe el aporte del Gobierno”.

Pero, además, el Biess deberá devolver recursos al IESS para que cubra su gasto operativo, según consta en el presupuesto aprobado la semana pasada.

De acuerdo al documento, que contempla gastos totales por USD 7 669 millones, los ingresos no serán suficientes para cubrir los gastos en pensiones, por lo que la entidad echará mano de sus ahorros con la desinversión de USD 1 588 millones. Esto se debe principalmente a la decisión del Consejo de reducir los ingresos del fondo de pensiones para cubrir un déficit en salud desde noviembre pasado.

El expresidente del Consejo Directivo del IESS, Víctor Hugo Villacrés, consideró que la entidad tiene dos caminos frente a este escenario: bajar la colocación de créditos o titularizar la cartera de crédito.

El primer camino tiene un efecto en los beneficiarios de los créditos. El segundo, en cambio, tiene un impacto en los rendimientos que percibe la entidad, ya que a través de una titularización una parte de la cartera pasa a terceros que perciben una tasa de interés.

“La cartera que se titulariza es la mejor, triple A y sin mora, pero al menos no se afectan otros actores económicos que necesitarán acceder a crédito en un año económicamente complejo como el 2016”, indicó.

Serrano cree que el escenario apunta a que el banco camine hacia una titularización de cartera. “Pero ahí hay que cumplir requisitos técnicos, por ejemplo tener balances auditados y calificación de la cartera. Es decir, no son temas fáciles ni rápidos”.

Otro factor que podría jugar en contra es el riesgo país que se mantiene alto y podría generar un castigo en la operación.
Desde hace cuatro meses el Biess analizaba medidas para obtener liquidez y mantener el ritmo de sus colocaciones.

En una presentación de septiembre pasado, la gerencia del Biess propuso al Directorio del Banco algunas medidas como la venta de la cartera y la titularización de la cartera. También, reducir la entrega de préstamos quirografarios, a través de cambios en las condiciones de concesión crediticia (garantías y capacidad de pago), la disminución la compra de bonos del Ministerio de Finanzas, y el acceso a fuentes de financiamiento vía deuda, lo cual requeriría reformas ley del Biess.

De todas las medidas propuestas, solo una ha sido confirmada hasta ahora. El pasado 5 de noviembre el ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, dijo que se analizaba una titularización de la cartera del Biess equivalente a unos USD 1 000 millones como medida para generar el ingreso de dólares a la economía en el 2016.

Según Rivera, el Biess tiene una importante cartera de créditos hipotecarios y quirografarios que podría ser vendida en el exterior y así procurar que el Banco obtenga liquidez.

El Biess se ha constituido en un músculo financiero importante en la economía. Sus recursos han inyectado liquidez no solo a los afiliados sino al Gobierno a través de la compra de bonos. El 11 de diciembre pasado, la Junta Reguladora Financiera modificó el presupuesto del Biess para ampliar el monto de inversión de esta entidad en bonos estatales en lo que queda de este año.

Vía resolución 162-2015-F aprobó que el Biess podrá invertir en títulos estatales hasta por USD 870 millones en este año; es decir, USD 120 millones más que lo presupuestado para este rubro en febrero pasado que fue de USD 750 millones.

En tanto, el monto proyectado para hipotecarios se redujo de USD 1 340 millones a 1 265 millones. Este Diario consultó al Biess sobre sus planes de inversión y las estrategias para afrontar un escenario de menores transferencias, pero no hubo respuesta hasta el cierre de esta edición. Días atrás, en un comunicado, dijo que entregará un monto similar al de este año en hipotecarios.

En contexto

El 13 de noviembre el Consejo Directivo aprobó la Resolución 501 para modificar internamente el aporte de los afiliados y empleadores. La medida restó recursos al fondo de pensiones para aumentar los del fondo de salud que tiene déficit.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)