1 de agosto de 2014 00:00

El Biess se ofrece para manejar fondos privados

La Asamblea realizó el primer debate sobre el traspaso de fondos complementarios al Biess. El lunes iniciará la vacancia. Foto: EL COMERCIO

La Asamblea realizó el primer debate sobre el traspaso de fondos complementarios al Biess. El lunes iniciará la vacancia. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 65
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 1
Carolina Enríquez y Sebastián Angulo.

La falta de control a los fondos de ahorro privados fue el argumento de los asambleístas de Alianza País (AP) para que 54 fondos deban pasar a manos del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), con la oferta de que ahí serán bien manejados.

De hecho, el gerente del Biess, Eduardo Moreno, dijo ayer que la entidad puede manejar los fondos con eficiencia, prudencia y seguridad.

Durante el primer debate del Proyecto de Ley Reformatoria a la Ley de Seguridad Social y a la Ley del Biess para la Administración de los Fondos Complementarios Previsionales Cerrados, Moreno presentó los beneficios del Biess. Y dejó a los asambleístas la decisión de pasar los fondos privados al Banco del Afiliado.

La sesión, que tuvo una duración de cuatro horas con un receso al mediodía, terminó cerca de las 17:00, con posiciones opuestas entre el oficialismo y asambleístas del PSC, Creo, Pachakutik e independientes.

El ponente del proyecto, Ólger Chávez, volvió a defender el proyecto con base en denuncias sobre el mal manejo del Fondo de Cesantía del Magisterio (FCME), en la provincia de Bolívar. Su proyecto apuntaba a ese fondo, pero la Comisión de los Trabajadores lo amplió a 54, para que pasen al Biess.

El supuesto mal manejo no convenció al asambleísta Antonio Posso, de Avanza, quien argumentó que ha existido una “supervigilancia” de los fondos por parte de la SBS. Pero si eso no ha sido suficiente, la Controlaría podría entrar a auditarlos, por estar conformados con dinero del Estado.

En el país hay 64 fondos complementarios, según la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS), que manejan USD 1 127 millones. De estos, 54 tienen dinero aportado por el Estado, aunque no se ha logrado determinar qué porcentaje sería aporte del Estado.

Pero ese aporte terminó hace siete años, recordó Poso, por decisión del propio Régimen.

El asambleísta indicó que a través del Decreto Ejecutivo 1406, del 2008, se determinó que desde el 1 de enero del 2009 no saldrán recursos del Presupuesto del Estado para financiar fondos privados de jubilación y de cesantía.

Para Andrés Páez, de Creo, la existencia de estos dineros públicos ya debió haber llevado a que la Controloría haga una vigilancia. Esta sería adicional a la que ya hace la SBS en el país.
Esta entidad determina que cada dos años los fondos deben contratar una auditoría externa, adicional a las internas.

Para el legislador independiente Ramiro Aguilar, el proyecto del oficialismo es vergonzoso y es un coletazo del Código Monetario, aprobado la semana pasada, en el cual se quiso incorporar esta propuesta a última hora, pero no pasó.

Desde el oficialismo se reconoce que ha habido control, pero existen usuarios que no están de acuerdo con el manejo de los mismos y exigen transparencia. La presidenta de la Comisión de los Trabajadores, Betty Carrillo (AP), presentó un video donde representantes de tres fondos cuestionaban el manejo de los recursos.

Entre ellos estuvo Eliseo García, presidente del fondo de cesantía de los funcionarios judiciales. Señaló que hay preocupación por la mala administración. Estas irregularidades han sido denunciadas a la SBS, pero hasta el momento no han tenido respuesta de la misma.

Wilmer Santa Cruz, de la Red de Maestros, también aseguró que hay denuncias, con firmas, de abusos en su fondo.
En el exterior de la Asamblea, representantes del FCME decían que el dinero ha servido para responder a sus necesidades. No pudieron ingresar al Pleno, pero defendían que es un fondo privado.

No olvide
La cesantía es un  fondo que se acumula en la cuenta individual del afiliado. Del 20,50% del salario de aportación del afiliado del Seguro General, el 3% se destina para el Seguro de cesantía (2 por ciento provienen del afiliado y uno del empleador).

El valor acumulado  de cesantía se entrega al afiliado, después de dos meses que dejó de aportar al IESS (renuncia, despido, jubilación, etc.), siempre que tenga acumulado por lo menos 24 aportaciones. Cuando el afiliado fallece se entrega la cesantía a sus deudos con derecho.

Los fondos  son como su nombre lo indica “complementarios”, porque tienden a llenar los vacíos de las prestaciones que ofrece el Seguro Obligatorio, o completar la tasa de reemplazo de aquel seguro. Cada fondo tiene sus particularidades relativas a beneficios en sus créditos y garantías.

Pueden otorgar beneficios adicionales a los que ofrece el IESS como el otorgamiento de seguro de vida, exequias, salud, sin afectar a la cuenta individual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)