2 de febrero de 2015 21:11

Biess revisa su meta y dará más créditos para construcción

Una panorámica del edificio Zyra, de la Constructora Álvarez Bravo, que se levanta en la avenida 6 de Diciembre y Portugal, ubicado en el norte de Quito. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO.

Una panorámica del edificio Zyra, de la Constructora Álvarez Bravo, que se levanta en la avenida 6 de Diciembre y Portugal, ubicado en el norte de Quito. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 32
Mónica Orozco y Evelyn Tapia(I) 
negocios@elcomercio.com

Más recursos públicos fluirán para la construcción de vivienda, un sector clave para el Gobierno en un escenario con una baja en el precio del petróleo.

El Banco del Afiliado (Biess) revisó sus escenarios internos y subirá la meta de hipotecarios para este año, mientras la Corporación Financiera Nacional (CFN) puso en marcha un programa de créditos para el constructor a bajas tasas.

El Biess “puede ser una herramienta fundamental en la entrega de hipotecarios en un año como el 2015 que se presenta complicado”, dijo ayer, en Ecuadoradio, el titular del Directorio del banco, Víctor Hugo Villacrés.

El funcionario anunció que la entidad aspira a entregar este año USD 1 320 millones en hipotecarios, 6% más que lo inicialmente previsto.

A mediados de enero, la administración del banco había anunciado que la meta de créditos para vivienda este año era de USD 1 250 millones, menos que lo entregado el año pasado que fueron 1 261 millones. El funcionario dijo que este era uno de dos escenarios que manejaba el banco para el 2015.

Pero el monto de hipotecarios entregado en enero pasado (USD 111,4 millones frente a 106 millones previstos) llevó a replantear esta proyección y optar por “un escenario más optimista de USD 1 320 millones”. Además, aclaró que la Junta Reguladora, ente de control del sector financiero, debe aún aprobar la meta.

Ayer también la presidenta de la CFN, María Soledad Barrera, presentó una nueva línea de crédito para constructores por USD 216 millones, 30% de su presupuesto para este año (USD 725 millones).

El producto beneficiará a constructoras que se comprometan a edificar casas de interés público (que oscilen entre USD 30 000 y 65 000), siempre que estén ubicadas en zonas urbanas y urbano marginales.

La funcionaria dijo que no se trata de una medida contracíclica para reactivar la economía este año, pero “ayuda en tiempos complejos”.

Para Patricio Álvarez, gerente de Álvarez Bravo Constructores, es positivo que los incentivos vayan a un sector amplio y “hasta ahora no muy atendido”.

La firma, que hoy levanta cuatro proyectos en Quito, dijo que aún mantiene sus metas de crecimiento para este año, pero analiza redirigir sus esfuerzos a otro nicho, de más bajos ingresos, para aprovechar las líneas de crédito de la CFN.

La préstamos de la entidad serán de hasta USD 25 millones por compañía y USD 50 millones por grupo inmobiliario a una tasa del 6,5%, para cubrir hasta el 80% del costo del proyecto. Según Barrera, en el país hay un déficit de vivienda del 33% en el segmento que atenderá la nueva línea crediticia.

Para Hermel Flores, presidente de la Cámara de la Construcción del Ecuador, estas medidas son positivas y espera se concreten otras como acceso a compra de terrenos estatales.

Barrera aseguró que esto es algo en lo que se trabaja. “No le compete a la CFN, pero sé que va a haber una empresa pública de vivienda que va a trabajar sobre suelos públicos para casas de interés social en una alianza público privada con constructores”.

El ministro de la Política Económica y quien preside la Junta Reguladora, Patricio Rivera, anticipó días atrás que también trabaja con la banca en abaratar el crédito de vivienda.

Álvaro Andrade, gerente de la Cooperativa 29 de Octubre, espera que las medidas se den vía incentivos y consideren los costos de la banca y la estructura de sus cuentas. “Si nos dicen que prestemos al 5%, pero a nosotros nos cuesta 6% captar recursos, no vamos a poder”.

Explicó que los recursos que hoy destinan a crédito de vivienda provienen de depósitos, por lo que sus plazos y montos son menores frente a un actor como el Biess. Eso es un limitante, pero Andrade cree que hay una necesidad de crecer en colocaciones y analiza opciones este año como financiamiento a constructores.

Consultado sobre el anuncio del Gobierno de que impulsará la construcción vía financiamiento, Banco Guayaquil señaló en un comunicado que el hipotecario es un instrumento de fomento a la construcción y ve una oportunidad en atender los requerimientos de los clientes. La estrategia el 2015 será mantener una tasa promocional de 8,9%, que se reajusta semestralmente.

En contexto

El Gobierno emprendió una serie de medidas para afrontar la caída del precio del petróleo. Finanzas presupuestó un precio del barril de USD 79,9 para este año, pero al 28 de enero se cotizó en USD 39,9 el crudo tipo Oriente (67% de las exportaciones petroleras).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)