18 de marzo de 2018 00:00

Bienes de policías activaron las alarmas

El jueves se realizó la audiencia de formulación de cargos en contra de seis personas. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El jueves se realizó la audiencia de formulación de cargos en contra de seis personas. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 84
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 11
Contento 29
Fernando Medina
Redactor (I)
fmedina@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Ganaba USD 309 mensuales vendiendo camas y ropa para mascotas, pero en su cuenta bancaria recibía depósitos por USD 12 000 cada mes.

Ese dato llamó la atención de la Unidad de Análisis Financiera (UAFE), que emitió un reporte de operaciones inusuales contra la dueña de la cuenta, una mujer de 23 años.

La Fiscalía rastreó a la joven y descubrió que se trataba de la pareja de un teniente de la Policía, que hasta el 2016 estaba en servicio activo. En mayo de ese año el oficial fue procesado por la venta ilegal de pases a uniformados que querían irse de una ciudad a otra. Luego fue condenado a ocho meses de cárcel por el delito de delincuencia organizada.

Ahora, ambos son indagados por lavado de activos, un expediente que se deriva precisamente del caso de los pases.

En ese proceso aparecen otras cuatro personas: dos exagentes, una civil y el exjefe de la Policía, Fausto Tamayo, quien actualmente cumple una condena de dos años y cuatro meses por complicidad en la venta de esos pases a policías.

En el expediente judicial se advierte que todos recibieron altas cantidades de dinero y que esos montos no concuerdan con sus sueldos.

Tras un proceso de investigación se determinó que el exteniente tenía ingresos que sobrepasaban los USD 400 000, pese a que su sueldo no superaba los USD 1 800.

Además, se descubrieron depósitos por USD 132 940. La mayoría de esos rubros fueron pagados en efectivo por los policías que buscaban un pase.

También tenía dos vehículos. La camioneta Ford F150 está valorada en más de USD 25 000 y registraba consumos anuales de hasta USD 13 000.

A la Fiscalía le quedan 86 días para investigar estos detalles, pues el pasado jueves el magistrado Julio Arrieta dio 90 días para que la fiscal Thania Moreno indague el hecho y determine si los sospechosos son responsables de lavado.

Madre e hijo, indagados

Otro de los acusados es un joven que apenas comenzaba la carrera policial. Él movió USD 80 000 a través de tres cuentas. USD 25 000 eran legales y el resto no tenía justificativos. Su sueldo no sobrepasa los USD 1 000 mensuales.

Él está preso desde el 2016, cuando la justicia lo identificó como parte de la red que ofrecía el cambio de plazas.

Ahora, los investigadores dicen que el dinero que este exuniformado tenía en su poder provenía precisamente de lo que cobraba a sus compañeros.

¿Cómo se concretaba esta negociación ilegal? Los agentes contaron a la Fiscalía que el dinero era depositado en las cuentas de este expolicía y de su madre, una mujer de 46 años hoy indagada por lavado.

En las cuentas que manejaba la madre se detectaron depósitos por USD 1 000 y USD 4 000. Además, tiene una casa que está valorada en USD 91 000. Su abogado dice que la mujer y su hijo son inocentes y que el inmueble fue adquirido en el 2012. También advirtió que tienen todos los documentos que justifican que la vivienda se adquirió de forma legal.

Lo mismo señala la defensa del excomandante Tamayo. La Fiscalía no solo lo acusa por lavado, sino también por un presunto enriquecimiento ilícito.

Este señalamiento se basa en un examen de Contraloría, donde se indica que el exjefe policial no declaró los montos reales de sus bienes. En sus informes sostuvo que tenía propiedades valoradas en USD 13 000. Pero la Fiscalía descubrió que tiene una casa de USD 192 000 y que solo las adecuaciones costaron 80 000 más.

Sumados otros rubros, la Fiscalía dice que Tamayo no justificó USD 368 000. Su abogado, Patricio Abad, explicó ante el juez que todos los bienes están respaldados con documentos.

El abogado presentó 20 000 hojas judicializadas en las que se justificaría el patrimonio levantado por Tamayo. Abad aseguró que su defendido es inocente y que desvanecerá todos los cargos presentados.

La fiscal Moreno deberá estudiar esos documentos. Ella ya litigó en la audiencia de juzgamiento, cuando Tamayo fue declarado culpable por primera vez por la venta de pases.

Por esa investigación, Moreno ha sido señalada por el fiscal Carlos Baca, quien aseguró que en ese caso la funcionaria habría requerido cupos para policías que querían salir de un sitio y trasladarse a otro. Ella ha negado aquello y dijo que continuará con los procesos de investigación.

Créditos para excapitán

En esta trama también es indagado un excapitán. La UAFE alertó que en tres meses obtuvo 11 créditos por USD 457 000 en distintos bancos. Luego compró un camión, dos fincas y una casa.

Sin dar detalles, la Fiscalía asegura que el dinero obtenido en los préstamos no concuerda con los bienes adquiridos.

Por eso se sospecha que en esas adquisiciones también entró el dinero de los pases.

El abogado que lo defiende ha rechazado esas aseveraciones y advierte que demostrará que la compra se realizó de forma lícita y que su cliente no se benefició del dinero que se cobró ilegalmente a 1 317 policías entre el 2014 y el 2015.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (72)
No (8)