6 de December de 2009 00:00

Bicampeón en una gran final en el Atahualpa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

Si hay un sentimiento que siempre ha acompañado al Deportivo Quito es el sufrimiento. En los 40 años de sequía de títulos del equipo (1998-2008), los hinchas de la ‘Academia’  solo sabían de sinsabores, de tragos amargos...

El año pasado, el cuadro chulla rompió el maleficio y gritó campeón de la mano de Carlos Sevilla. Ayer, el equipo se jugaba la posibilidad de revalidar el título y lograr su primer bicampeonato. Lo logró, pero el sufrimiento  también dijo presente   en la historia del equipo.

La ‘AKD’ llegó como favorito en la  definición  contra el Deportivo Cuenca. Si ganaba o empataba era campeón. La situación  parecía sencilla,  pero en el fútbol no se puede hablar de cuestiones lógicas o predecibles.

Ayer fue una jornada de sorpresas en el Atahualpa, no solo por el rendimiento de los jugadores en la cancha, sino por la masiva presencia de hinchas azulgranas.  

Históricamente, los  seguidores de  Liga y  El Nacional se burlaban de sus pares del Deportivo Quito y decían que eran incapaces de llenar el  Atahualpa. Pero ayer  los hinchas azulgranas   coparon  el escenario de El Batán.  Solo la general noroccidental albergó a unos 5 000 seguidores cuencanos.

El resto del estadio vestía camisetas azulgranas, en unos casos, y negras  con la Q  bordada en el frente. Aquella hinchada mayoritaria sabía que se necesitaba  una victoria o un empate para ganar el título y por ello, lucía relajada en el inicio del juego.  La responsabilidad era del Cuenca,  que debía ganar para lograr el título.

Por ello, en el primer tiempo fue el cuadro visitante el que más presionó, aunque sus delanteros  fueron incapaces de generar  opciones reales en el arco chulla.

El partido  fue  aburrido en el primer tiempo y gran parte del segundo.   El Quito se acercaba al bicampeonato, pero en la cancha  faltaban emoción y adrenalina .

Los locales  apretaron  el acelerador en los momentos justos y lograron los tantos de Daniel Mina (minuto 70)  y Michael Arroyo (74). Todo parecía resuelto.

Entonces apareció  el Cuenca    y le puso condimento a la final, más con vehemencia que con orden.  El ‘Expreso’ complicó a su rival, primero con el tanto de Édison Preciado  (minuto 80) y dos minutos después con el golazo de Ismael Villalba. La mayoría del estadio se quedó en silencio.

El sufrimiento, ese sentimiento tan conocido por el Quito y sus hinchas,  volvía a instalarse en el Atahualpa. El empate era bueno para el Quito, pero  los visitantes se tornaban  cada vez más peligrosos. La ansiedad también se apoderaba del técnico Rubén  Insúa,  quien mantenía duelos verbales con el árbitro Carlos Vera. Al final del cotejo  fue expulsado.

Eran momentos de angustia, de desesperación. Entonces apareció   Arroyo,  la gran  figura  del  bicampeón. El   guayaquileño marcó un golazo a los 87’ y selló así  la exitosa campaña del Quito.

El  tanto fue el pregón de la fiesta de los seguidores del Quito. Las banderas azul y rojo volvían a flamear y la felicidad se instalaba  en la preferencia y en la general sur. En medio del éxtasis de las fiestas de la capital, la ‘AKD’  celebra su primer bicampeonato. La fiesta continúa en la Plaza del Teatro.

Las alineaciones

Deportivo Quito jugó  con J. Ibarra; G. Caicedo, I. Hurtado, L.Checa (TA 40); A. Escobar ,P. Esterilla,  M.  Castro (D.  Mina 46’) M. Donoso (M.  Arroyo 60’), L.  Saritama (TA 50’); M. Pirchio (L.  Tenorio 89’), I. Borghello (TR 73).

Deportivo Cuenca  jugó con E. Dreer; D. Ianiero (TA 40),  M. Quiñónez, J.  Narváez, M. Bohórquez (I. Villalba 75’),  G. Ramos, J. García (J. Guerrón 93) J. Granda, Matamoros (TR 73); E. Preciado y  R. Teixeira (TA 65’).

Deportivo Quito  ha sido campeón en los años 1964, 1968, 2008 y 2009. Es la primera vez que gana el título con DT    extranjero.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)