28 de January de 2010 00:00

Bermeo ratificó delito de peculado de Isaías

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

El delito de peculado que se aplicó para el caso de Filanbanco está vigente desde 1977. Así lo ratificó ayer el ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, Armando Bermeo.

Con ese fundamento, Bermeo desvirtuó la resolución de los conjueces de la Primera Sala de la Corte Nacional, quienes el pasado 15 de enero cambiaron el delito de peculado por el de falsificación de balances a favor de los hermanos Roberto y William Isaías Dassum. Los conjueces Walter Mazzini, Mario Rojas y Edwin Salazar consideraron, en su fallo, que el peculado no estaba vigente en 1998, cuando el Banco Central entregó recursos del Estado a Filanbanco.



Los recursos legales
La Procuraduría pidió la revocatoria de la sentencia de los conjueces. Por ello el fallo aún no ha entrado en vigencia. Este recurso aún no se ha resuelto.
Según la defensa de los hermanos William y Roberto Isaías, la Fiscalía no presentó ningún  recurso para votar que se dicte la resolución. "Cuando los conjueces le hicieron conocer los recursos interpuestos, el Fiscal General no opinó ni presentó un solo escrito", afirmó Xavier Castro, abogado de los ex accionistas de Filanbanco.Bermeo, quien la tarde de ayer acudió a la Comisión del Régimen Económico y Tributario, invitado por su titular, Francisco Velasco, de la bancada de País, argumentó lo contrario.

En una exposición, de 40 minutos, dijo que el delito de peculado con el cual en marzo de 2003 él llamó a juicio plenario a los ex administradores de Filanbanco no podía cambiarse, como lo hicieron los conjueces, porque la Corte Nacional de Justicia, en mayo de 2009, a través de la Primera Sala de lo Penal, confirmó, en todas sus partes, el auto de llamamiento a juicio que él expidió.

“Con la confirmación de la resolución que dicté, el auto de llamado a juicio no podía ser modificado. Solo procedía la aclaración o ampliación de la resolución de la Primera Sala de la Corte”.

Recordó que el proceso fue iniciado en junio de 2000 por el ex presidente de la Corte Suprema, Galo Pico, también por presunción del delito de peculado.

La Comisión legislativa invitó a varios ex funcionarios públicos, vinculados con el caso Filanbanco, así como a sus abogados, con el objeto de conocer en detalle el proceso judicial que se instauró contra los Isaías.

Velasco advirtió que la Comisión se reserva el derecho de fiscalizar ese caso, luego de tener toda la información necesaria.

Por la mañana acudieron Xavier Castro y Santiago Andrade, defensores de los ex propietarios de Filanbanco. Y a las 15:00 concurrió Óscar Ayerve, representante de los ex acreedores de esa entidad bancaria. Hoy acudirán la ex ministra fiscal general, Mariana Yépez, y Juan Falconí, ex superintendente de Bancos.

La defensa de los Isaías sostiene que el juicio comenzó en 2001 y que el delito de falsificación de balances prescribe a los 10 años del auto cabeza de proceso, y que ese plazo vence en 2011. No obstante, el juicio se inició en 2000, por lo que prescribirá este año.

Bermeo refirió que acusó a los ex propietarios de Filanbanco del delito de peculado, porque los préstamos de liquidez concedidos por el Banco Central a esa entidad financiera no fueron utilizados para cumplir con la finalidad de precautelar la estabilidad del sistema financiero, sino que se invirtieron en operaciones prohibidas, existiendo abusos de los fondos del Banco Central, configurándose en el delito tipificado en el art. 257 del Código Penal.

Según Castro, se ha escandalizado respecto del fallo de los conjueces. Dijo que la máxima pena del delito de peculado es de ocho años y  que el delito de falsificación de balances es de cinco años, por tanto “no es verdad que a los Isaías les han cambiado la pena de ocho años a tres centavitos”.

No obstante, el peculado es imprescriptible. Eso significa que si los Isaías retornan al país deberán cumplir la pena. Con el delito de falsificación de balances, podrán regresar sin ir a la cárcel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)