21 de septiembre de 2016 07:19

Berlín teme por la paz social en el este de Alemania ante creciente xenofobia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE

La paz social en el este de Alemania está en peligro ante la creciente xenofobia, que se está afianzando a raíz de la llegada masiva de refugiados, advierte el informe sobre el estado de la unificación alemana que presentó hoy, 21 de septiembre del 2016, el Ejecutivo alemán.

La comisionada del Gobierno para los llamados nuevos estados federados, los surgidos tras la desaparición de la República Democrática Alemana (RDA), Iris Gleicke, llamó al Estado central, a los estados federados, a los municipios y a la sociedad civil a "actuar con decisión para garantizar la paz social en el este de Alemania".

"La ultraderecha, la xenofobia y la intolerancia constituyen una amenaza muy seria para el desarrollo social y económico en los nuevos estados federados", afirmó.

El documento habla de una "evolución preocupante" y cita en particular las violentas protestas xenófobas registradas ante centros de acogida de refugiados en ciudades como Heidenau y Freital, que se han convertido en "símbolo de una xenofobia que se está afianzando".

El texto advierte además de que "la frontera entre protestas populares y formas de agitación ultraderechistas es cada vez más difusa".

Gleicke aseguró que "la mayoría en el este de Alemania no es xenófoba ni de ultraderecha", al tiempo que expresó su deseo de que esa mayoría haga oír su voz con mayor fuerza.

El drástico aumento de las manifestaciones ultraderechistas en el este de Alemania "es más que una simple señal de alarma cuando los ataques y la violencia son aceptados de forma tácita desde el centro de la sociedad", alertó la comisionada.

En ese sentido, subrayó que un lugar que no se muestra abierto y tolerante "naturalmente tiene que temer desventajas económicas".

Gleicke señaló que la integración de refugiados -que, reconoció, requiere tiempo y dinero- constituye "una oportunidad para el este de Alemania a medio y largo plazo" ante la caída demográfica a causa de la masiva emigración hacia el oeste del país y la consecuente falta de personal cualificado.

Al mismo tiempo aludió a los ejemplos en toda Alemania de una acogida e integración exitosa de refugiados, algo que se ha visto no obstante "ensombrecido por los muchos ataques xenófobos en el este".

El documento recuerda que, según un informe de la Oficina Federal de Protección de la Constitución -los servicios secretos del Interior-, los actos violentos ultraderechistas ascendieron en 2015 en Mecklenburgo-Antepomerania a 58,7 por millón de habitantes; en Brandeburgo, a 51,9; en Sajonia, a 49,6; en Sajonia-Anhalt, a 42,6; en Berlín, a 37,9; y en Turingia, a 33,9.

En tanto, la cifra de actos de trasfondo ultraderechista en el oeste de Alemania se situó en 10,5 por millón de habitantes.

Ante el avance de la formación ultraderechistas Alternativa para Alemania (AfD), que ha cosechado importantes resultados en los comicios regionales celebrados en los últimos meses, Gleicke advirtió de que "ahí donde el Estado se repliega" queda "un hueco libre" para los populismos y las tendencias de extrema derecha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)