25 de mayo de 2016 07:15

Berlín aprueba ley de integración que sancionará a refugiados 'incumplidores'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia EFE

El Gobierno alemán aprobó hoy, 25 de mayo, la ley de integración, destinada a incentivar la incorporación de los refugiados en el mercado laboral del país y que prevé sanciones o recortes de prestaciones para quienes rehuyan integrarse.

"Es una piedra fundamental para la integración en la sociedad alemana de esas personas", defendió la canciller Angela Merkel, para quien dicha normativa se basa en el principio de "apoyar y exigir", es decir, fomentar la incorporación de quien demuestre voluntad y esfuerzo.

Entre las cláusulas del proyecto de ley se incluye la obligatoriedad de participar en los llamados cursos de integración y de aprendizaje del idioma alemán, lo que para Merkel es un factor esencial de esa "voluntad de integración".

"Dentro de un par de años se verá esta ley como un primer paso para conseguir que esos migrantes vean a Alemania como su nuevo hogar, independientemente de si luego deciden volver a su país de origen o quedarse aquí", apuntó por su parte el líder socialdemócrata y ministro de Economía, Sigmar Gabriel.

Merkel hizo hincapié en el compromiso de mejorar el acceso al mercado laboral a los refugiados, así como de incrementar la oferta de los llamados cursos de integración, ya que actualmente es claramente por debajo de la fuerte demanda generada por la llegada al país, en 2015, de 1,1 millones de peticionarios de asilo.

La ley incluye una serie de artículos que han desatado las críticas de organizaciones de apoyo a los refugiados como Pro Asyl, que la considera incluso contraproducentes para la integración del refugiado, ya que recortan su capacidad de decisión.

Los solicitantes de asilo no podrán, por ejemplo, elegir libremente un lugar de residencia en Alemania, sino que deberán permanecer en el distrito o "Land" previamente asignado, de acuerdo el sistema de distribución de estos contingentes por el conjunto del país.

La vigencia de este lugar predeterminado de residencia será de tres años y solo podrá modificarse por causas consideradas justificadas por las autoridades competentes, como por ejemplo el reagrupamiento familiar.

La gran coalición que lidera Merkel celebró hoy su Consejo de Ministros, con carácter de cónclave, en el palacio de Meseberg, en las afueras de Berlín.

La reunión de la canciller y su Ejecutivo se abrió de hecho ayer en ese lugar y además del proyecto de ley de integración se abordaron cuestiones como la llamada agenda digital, con la que se pretende colocar a Alemania en la vanguardia del acceso a internet.

Los detalles del proyecto de ley de integración serán especificados en una conferencia de prensa posterior, al término del Consejo de Meseberg, por los titulares de Interior, el democristiano Thomas de Maizire, y de Trabajo, la socialdemócrata Andrea Nahles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)