7 de noviembre de 2016 08:38

Bélgica, un 'vivero' de yihadistas

La región de Molenbeek, en las afueras de Bruselas, alberga una fuerte comunidad de origen marroquí. Foto: AFP

La región de Molenbeek, en las afueras de Bruselas, alberga una fuerte comunidad de origen marroquí. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Bélgica, donde se organizaron los atentados de París de noviembre del 2015, ha cobrado fama mundial de ser un “vivero” de yihadistas, con hasta 19 personas inculpadas por su presunta implicación en esa masacre.

Según las últimas cifras oficiales, 465 belgas se encuentran actualmente en Siria en las filas de la organización Estado Islámico (EI), regresaron de allí o intentaron enrolarse como combatientes extremistas, convirtiendo a este reino de 11 millones de habitantes en uno de los países europeos con mayor número de combatientes yihadistas respecto a la población.

Una larga historia de radicalización 

Bélgica se convirtió en una base de operaciones de los islamistas radicales a mediados de los años 1990, cuando la organización argelina Grupo Islámico Armado (GIA) amenazó al reino con represalias tras el desmantelamiento de una de sus células en Bruselas.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, las autoridades belgas descubrieron que los asesinos tunecinos de Ahmad Sah Masud, legendario jefe de la resistencia antitalibán en Afganistán conocido como el “León de Panjshir”, contaban con falsos pasaportes belgas y apoyos logísticos en Bélgica.

Ambos tunecinos habrían salido de Molenbeek, un distrito popular de la aglomeración de Bruselas con gran población de origen marroquí y por donde pasaron también Mehdi Nemmouche, presunto autor de la matanza del museo judío de Bruselas en mayo de 2014 (4 muertos), o el atacante del tren Ámsterdam-París en agosto 2015.

La conexión Bruselas-París 

Sin embargo, su mala fama internacional llegaría de la mano de Abdelhamid Abaaoud y los hermanos Abdeslam, uno de los cuales, Brahim, se hizo explotar el 13 de noviembre en un café parisino.

El benjamín, Salah Abdeslam, de 27 años, fue detenido el 18 de marzo de 2016 no muy lejos del domicilio familiar, tras meses de huida. El único superviviente de los comandos del 13 de noviembre se encuentra ahora en prisión en Francia a la espera de su juicio.

Desde 2001, año marcado también por la detención del exfutbolista tunecino Nizar Trabelsi por un proyecto de atentado contra intereses estadounidenses en Bélgica, el país ha endurecido su legislación antiterrorista y ha aumentado el desmantelamiento de las redes de islamistas radicales.

Amberes y Sharia4Belgium 

Al igual que Molenbeek o Vilvorde (en las afueras de Bruselas), Amberes (norte) alberga también una fuerte comunidad de origen marroquí. Esta ciudad de la región Flandes tiene la reputación de haber permitido un cierto desarrollo del islamismo radical.

La gran ciudad portuaria es la cuna del grupo Sharia4Belgium, disuelto en 2012 tras haber reclamado la instauración de un “Estado islámico” en Bélgica. Aunque sus exdirigentes se encuentran en Siria o en prisión, el movimiento parece sobrevivir en Flandes.

El 18 de octubre de 2016, el entorno de Hicham Chaib, exresponsable de Sharia4Belgium, fue el blanco de una redada antiterrorista, después que este reivindicara en marzo en un video grabado en Siria los atentados yihadistas de Bruselas del 22 de marzo (32 muertos).

Uno de sus hermanos, Zouhair Chaib, es sospechoso de haber continuado desde Gante (norte) el reclutamiento de combatientes para Siria.

Verviers, el 'esbozo' de París 

En enero de 2015, días después de una serie de atentados en París, entre ellos contra el semanario satírico Charlie Hebdo, la preparación de un atentado inminente contra una comisaría de policía, quizás en Bruselas, llega a oídos de la policía belga.

Las escuchas telefónicas se centran en una casa de Verviers, en el este de Bélgica, donde la policía lanza un espectacular asalto el 15 de enero que se salda con la muerte de dos yihadistas que regresaron de Siria.

Los investigadores descubren que estos últimos reciben órdenes de un tal Abdelhamid Abaaoud, en ese momento en Atenas y uno de los cerebros de los atentados del 13 de noviembre. Cinco días después de la masacre muere durante una operación policial en Saint-Denis, cerca de París.

Durante el proceso contra los supervivientes de la célula de Verviers, la acusación la describió como el “esbozo” de la que atacará en París en noviembre de 2015.

Geografía y peculiaridades de Bélgica 

Por su emplazamiento entre Londres, París, Ámsterdam y la cuenca del Ruhr en Alemania, Bélgica es un punto de encuentro fácil, desde donde se pueden realizar desplazamientos rápidos hacia metrópolis muy pobladas.

Esta es una de las razones por las que Bélgica se ha convertido en un centro neurálgico del tráfico de armas, que han aprovechado las redes yihadistas.

La compleja organización institucional del reino y un deficiente intercambio de informaciones entre los policías locales y federales han obstaculizado el desarrollo de investigaciones antiterroristas y la vigilancia de personas presuntamente peligrosas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)