19 de noviembre de 2014 13:19

El rumor de que las bebidas energéticas afectan a los niños aviva el pánico de los padres

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

Bloomberg News

Más de la mitad de las llamadas a los centros de toxicología de los Estados Unidos sobre las bebidas energéticas, como Red Bull y Monster, son por niños menores de 6 años, algunos sufriendo convulsiones y problemas cardíacos.

El estudio refuerza la idea de que las bebidas energéticas no son seguras para los niños y deberían llevar advertencias explícitas de riesgo, dijo Steven Lipshultz, presidente de pediatría en la Universidad Estatal Wayne en Detroit. Personas de todas las edades, con condiciones de salud subyacentes, deberían estar alerta sobre las bebidas con cafeína en gran medida, dijo. Los datos fueron presentados el domingo en la reunión anual de la American Heart Association en Chicago.

"La exposición a las bebidas energéticas es un problema de salud continuo", dijo Lipshultz, quien también es pediatra en jefe del Hospital de Niños de Michigan. "Uno normalmente piensa en adolescentes y adultos jóvenes como los más propensos a beber, pero encontramos que la mitad de las llamadas a los centros de toxicología de los Estados Unidos involucró exposiciones no intencionales de niños menores de 6 años de edad".

Los investigadores analizaron las 5 156 llamadas a los centros de toxicología desde octubre 2010 a septiembre 2013 que involucraron bebidas energéticas. La mayoría de las llamadas por niños menores de 6 años fueron porque recibieron las bebidas accidentalmente. Casi un tercio tenían síntomas graves que requerían tratamiento, incluyendo temblores o convulsiones, náuseas y vómitos o dolor en el pecho y ritmos cardíacos irregulares.

La Administración de Alimentos y Medicamentos inició una investigación sobre las bebidas energéticas con cafeína en 2012, después de los informes de aumento de visitas a la sala de emergencia vinculadas a las bebidas. La Asociación Médica de Estados Unidos ha hecho un llamamiento para limitar las ventas para las personas menores de 18. Investigaciones previas han demostrado que las bebidas pueden aumentar la presión arterial y desencadenar latidos irregulares del corazón.

Condiciones sanitarias

Los niños pequeños, especialmente los que tienen otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas o trastornos convulsivos, pueden ser particularmente vulnerables.

Condiciones comunes y menos obvias, como una predisposición a la diabetes o trastorno de hiperactividad con déficit de atención, podrían volver a las personas más sensibles a las bebidas, especialmente si están tomando medicina, dijo Lipshultz.


Las personas fuera de sus años de adolescencia también pueden enfrentar riesgos. Los bebedores de 20 años de edad y mayores fueron los más propensos a reportar efectos secundarios graves, especialmente cuando se combinan las bebidas con alcohol, según el estudio.


Monster Beverage Corp. y la estrechamente controlada Red Bull GmbH, no devolvieron las llamadas telefónicas o correos electrónicos en busca de comentarios. Monster ha dicho previamente que no comercializa sus productos a niños y que sus bebidas energéticas no son altamente cafeinadas.


Menor regulación

El verdadero daño de las bebidas puede ser mucho mayor. Un informe del Instituto de Medicina estima que se reportan menos de la mitad de las intoxicaciones en los Estados Unidos al Sistema de Control de datos de Intoxicaciones.

"Esto no tiene lugar en la dieta de los niños y adolescentes, y no debería comercializarse en absoluto a los menores de 18 años", dijo Lipshultz. "Si el objetivo es tratar de proteger la salud del público, entonces éstas deben ser reguladas de manera similar al tabaco, el alcohol y la conducción, así se tendrá un menor número de niños que terminan en el hospital o en cuidados intensivos"

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)