10 de julio de 2017 07:16

Una recién nacida fue hallada en una funda en San Mateo de Chillogallo, sur de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 77
Triste 25
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
María Belén Merizalde

En medio de los matorrales y la basura escuchó el llanto de un bebé. Así fue como un joven de 17 años encontró a una recién nacida en el interior de una funda de basura en una calle desolada del barrio San Mateo de Chillogallo, en el sur de Quito.

Eran aproximadamente las 19:30 del domingo 9 de julio, cuando el muchacho salió a comprar en la tienda y a su regreso escuchó llorar a un pequeño ser.

Asustado llegó a su casa y les contó a sus familiares sobre el hallazgo. Rápidamente todos salieron para ayudar a la pequeña, que aún se encontraba con vida.

"Vimos a la bebé, estaba envuelta en una cobija y quisimos levantarla pero nos dijeron que no podíamos tocarla hasta que llegara la policía. Nos dio tanto dolor verla ahí tan indefensa y con frío, que le trajimos una cobijita para abrigarla mientras llegaban las autoridades", comentó Blanca Chaluisa, tía del joven que halló a la neonata.

Todos los moradores se reunieron alrededor de la pequeña hasta esperar que llegara la policía y una ambulancia.

Una joven del barrio decidió darle de lactar, pues aparentemente lloraba por el hambre. "Me dio tanta tristeza de verla ahí solita. Yo tengo una bebé de nueve meses y como aún tengo leche no me costaba nada amamantarla para que se tranquilizara", indicó la chica.

Los vecinos aseguran que el hallazgo fue un milagro. "En este barrio ya nadie sale por las noches y menos en domingo. Si este chico no salía la bebé quizás amanecería muerta o los perros callejeros la hubieran devorado", señaló una de las vecinas, que aún con lágrimas comenta lo ocurrido.

La menor fue trasladada hasta el Hospital de Nueva Aurora para ser valorada.

Según la doctora Olga Nieto, jefe de Neonatología, la pequeña tendría aproximadamente una semana de nacida. "Esto lo evidenciamos por el estado del cordón umbilical que ya se encuentra seco, pero aún no se ha caído".

La infante permanecerá por algunos días en la sala de terapia intensiva para descartar cualquier riesgo, pero hasta el momento se encuentra estable.

La Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) investiga el paradero de la progenitora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (47)
No (11)