24 de marzo de 2018 00:00

153 barrios de Quito en legalización esperan por tres servicios

Servicios  EEQ, Epmaps y Emaseo pueden dar atención si un sector empezó su proceso de regularización en el Cabildo. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

La EEQ, Epmaps y Emaseo pueden dar atención si un sector empezó su proceso de regularización en el Cabildo. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Daniel Romero
Redactor (I)
dromero@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Siete meses atrás, la luz de los postes iluminó por primera vez la calle Santiana Marco, en el barrio 11 de Mayo, en el sur de Quito. La noche en la que se encendieron los focos, la gente caminó con más tranquilidad y los niños y jóvenes jugaron hasta tarde, en un área verde de ese sector de la urbe.

Alba Vallejo es moradora del 11 de Mayo. Ella contó que ese barrio se organizó formalmente el 2007 y desde ese año buscan su legalización. Actualmente ya cuentan con energía eléctrica, agua potable y alcantarillado. Sin embargo, esos logros requirieron de trámites y peticiones diarias en entidades municipales y en la Empresa Eléctrica Quito (EEQ).

La Constitución, en su artículo 314, determina que el Estado será responsable de la provisión de servicios públicos de agua potable y de riego, saneamiento y energía eléctrica, entre otros.

Además, señala que esos servicios se garantizarán de acuerdo con principios de obligatoriedad, generalidad, uniformidad, eficiencia, responsabilidad y universalidad.

Ese es el argumento con el que la EEQ, desde el 2015, puso a disposición de la ciudadanía un proceso para la implementación del servicio en los barrios de Quito que se encuentran en proceso de regularización.

Christian Muñoz, director de Distribución de la EEQ, explicó que si un barrio cuenta con los servicios básicos logra una necesidad satisfecha para mejorar su calidad de vida. En el momento, la EEQ tiene 153 solicitudes de sectores que buscan su legalización para obtener energía eléctrica.

Pero, ¿qué se toma en cuenta para que estos barrios puedan tener luz eléctrica? Muñoz dijo que son tres aspectos básicos para acceder al servicio: contar con una acción jurídica que demuestre el inicio de su legalización, no ubicarse en zonas de riesgo y que no sean invasiones violentas.

Para pedir el servicio, todo empieza con la presentación de un formulario que emite la EEQ. Los moradores deben llenarlo y adjuntar los documentos municipales que demuestren que son parte del programa Regula Tu Barrio.

También es importante adjuntar un informe sobre la situación de los moradores (número de familias que habitan el sector, número de menores de edad, personas de la tercera edad, etc.) y los planos o el trazado vial.

Después de dejarlos en cualquier sucursal de la EEQ se inicia un estudio para priorizar la atención. Son USD 3 000 000 con los que cuenta la Empresa Eléctrica para la atención a barrios regulares y en proceso, según comentó Muñoz.

Gloria Maza vive en el barrio El Clavel, en el sector de Calderón (norte de Quito), hace 12 años. Ese sector también busca su regularización. Ahora cuenta con agua potable, pero dos años atrás su cotidianidad era más complicada, debido a la falta de ese servicio básico.

“Somos 12 familias que vivimos al final de un pasaje. Al inicio, la dueña de los predios colocó un medidor para todos. Desde allí tomábamos el agua con manguera hasta las casas”, comentó Maza.

La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) también tiene la posibilidad de instalar el servicio en los lugares que se encuentran en proceso de regularización.

El Clavel accedió al servicio presentando el certificado de estar en proceso de regularización. “Mediante la Junta Parroquial hicimos el pedido y nos ayudaron para tener un medidor en cada casa”, dijo Maza.

José Burbano, subgerente de Construcciones de la Epmaps, señaló que el único requisito que debe presentar un barrio es el documento que demuestra que es parte del programa Regula Tu Barrio.

Para estos casos, la Epmaps instala un grifo comunitario que tiene un medidor. Para el cobro también se instala un medidor y los moradores se organizan para dividir el pago.

Otro servicio al que también pueden acceder estos sectores es el de recolección de basura.

De acuerdo con la información que entrega la línea 1800- Emaseo, los interesados deben enviar una solicitud con la petición del servicio. Así, la empresa municipal realiza una inspección para verificar las condiciones de acceso y el número de moradores.

Entres las cosas que Emaseo toma en cuenta están: que haya luz eléctrica y que las vías sean accesibles para los vehículos.

La legalización de barrios está a cargo de la Unidad Regula tu Barrio del Municipio de Quito. Según sus datos, desde el 2014 hasta el 2017 se han sancionado 131 ordenanzas para legalizar barrios de la capital. Están en proceso 190.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)