29 de July de 2009 00:00

Barrera tiene cuatro megarretos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El próximo viernes, a las 18:00, Augusto Barrera asumirá oficialmente la Alcaldía del Distrito Metropolitano de Quito. Lo hará en el Teatro Nacional Sucre, en un programa que durará aproximadamente dos horas.

Para el sábado también está prevista una posesión simbólica ante los barrios del sur. El acto comenzará a las 14:00, en el parque ecológico de Solanda.

El lunes empezará el trabajo de los 15 concejales, el nuevo burgomaestre y las autoridades de los entes municipales. Según sus anuncios de campaña, uno de los proyectos en los que se pondrá mayor énfasis es el metro para mejorar la movilidad de la ciudad. Empero, también se deben resolver las trabas para poner en funcionamiento los corredores Sur Oriental y Sur Occidental y la optimización del actual sistema Metrobús-Q.

A esto se suman dos temas respecto al nuevo aeropuerto: la renegociación del contrato y la construcción de la vía Gualo-Tababela y el mejoramiento de la seguridad ciudadana, cuyo reto será aunar esfuerzos entre los actores sociales: Municipio, Policía y comunidad. Los temas ambientales y la organización  del Cabildo son también temas pendientes.

Aeropuerto

La renegociación del contrato es inminente

El contralor general del Estado, Carlos Pólit, aún tiene en la mira el contrato de concesión del nuevo aeropuerto de Quito.  El 5 de enero de este año, la Contraloría presentó un informe sobre un examen especial realizado a la Corporación Aeropuerto de Quito.

En el documento se precisa que hay irregularidades en el plan financiero del concesionario Quiport. La investigación determinó que existe un supuesto sobreprecio de USD 100,82 millones. La principal sugerencia fue que se debe realizar un nuevo plan financiero a través de una renegociación.

La semana pasada Pólit  le dijo a este Diario  que ordenó un examen al cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Contraloría que son obligatorias por Ley. Esa responsabilidad quedará en el nuevo alcalde Augusto Barrera.

Respecto a la renegociación, en su última visita, Marc Whitthingham, presidente de la Canadian Commercial Corporation, precisó que  está dispuesto a discutir los términos y condiciones de los precios. Pero enfatizó: “Tenemos la absoluta seguridad de que cuando esto sea examinado se establecerá que no hay ninguna base sensata para hablar de una renegociación”.

Barrera deberá ser estratégico para que dentro del proceso de conversaciones la obra no se paralice. En enero, el concesionario aseguró que “una iniciativa unilateral de renegociación de los contratos constituye una amenaza para la continuación del proyecto”. En 2007 Quiport reveló que el proyecto de construcción del aeropuerto está blindado por 358 contratos. Sandra Reed, asesora legal de Quiport, afirmó que hay un marco legal que garantiza la ejecución del proyecto.

“Solo se podría suspender si la Corpaq o el Municipio decidieran romper el contrato. Si eso ocurre, hay cláusulas donde se habla de una indemnización a través de arbitraje internacional”.

El arribo a Tababela

¿La vía Gualo-Aeropuerto o la Ruta Sur?

El nuevo aeropuerto de Quito, en Tababela, operará en agosto de 2010 sin una vía de acceso directa. Esa es la herencia que recibe el  nuevo alcalde del Distrito Metropolitano, Augusto Barrera, luego de que se  retrasara el proceso para iniciar la construcción  de la arteria de 13,5 kilómetros.

El aval del Gobierno central demoró un año en otorgarse. La obra tomará dos años en construirse, según los diseños hechos por la Corporación Aeropuerto de Quito (Corpaq).

La ruta es parte de una red vial aprobada en el Concejo Metropolitano del 6 de julio de 2006. Por ello, Barrera considera que hubo negligencia por parte de la administración saliente en su ejecución.

El nuevo Burgomaestre tendrá otras responsabilidades a su cargo. Entre ellas: la realización de los estudios de nuevas rutas a la terminal aérea. Barrera dijo  públicamente que tiene dos alternativas: hacer un tramo inicial de la Ruta Sur, hasta la Intervalles (la cual pudiera costar USD 36 millones) y, en la ruta Gualo-Aeropuerto, poner exigencias técnicas de costos y plazos.

Según el Alcalde electo, la Gualo-Aeropuerto tiene inconvenientes: no tiene conexión con Cumbayá y Tumbaco, por lo tanto, no resuelve los trancones de esa zona del valle. Pero, en esta semana, se le complicaron aún más sus planes y no le queda más que seguir el camino que deja trazado el alcalde saliente, Andrés Vallejo.

Iván Alvarado, gerente de la Empresa de Movilidad y Obras Públicas (Emmop), anunció que la licitación para la construcción de la vía Gualo-Aeropuerto ya se publicó en el portal www.compraspublicas.com. Esto pese a que el alcalde Vallejo anunció que el proceso debía estar a cargo de la nueva administración. ¿Cuál es el reto de Barrera? Supervisar la licitación y concretar la obra para que en dos años la ruta esté lista y sin limitaciones técnicas.

Seguridad  

El nuevo Alcalde quiere una policía distrital

Romper el miedo y recuperar los lugares de encuentro es la tarea autoimpuesta por el alcalde electo, Augusto Barrera, en su plan de trabajo.

Para eso, propone la creación de una Policía distrital especializada, que oriente sus acciones de acuerdo a la dinámica propia de cada sector y en función de un sistema de información geográfico.

No obstante, el director de la fundación Marcha Blanca, Andrés Cordovez, asegura que el nuevo Alcalde primero debe superar la falta de articulación entre el trabajo de la Policía y el Municipio para alcanzar su objetivo. 

Una de las razones, según Cordovez, es que no existen los elementos legales suficientes para que la Policía  ejecute los planes diseñados por el gobierno local.

Por eso, Cordovez cree que el nuevo Alcalde debe lograr un control administrativo de la policía local, que permita una articulación efectiva para disminuir los delitos y violencia en la ciudad.

Ante esto, el director de la Policía Comunitaria, coronel Édison Medina, asegura que es importante respetar las competencias de cada instancia. Para el oficial, lo importante es concluir un proyecto que buscaba la creación de un espacio que reúna y coordine el trabajo de los cuerpos de seguridad, las autoridades y la comunidad.

De la misma opinión es Raúl Benítez, de la Asociación de Barrios del Sur. “Hay que cerrar el circuito entre la comunidad, la Policía y las autoridades”.

Medina y Cordovez concuerdan en que la ciudad no necesita más policías, sino que los que existen tengan una mejor formación. Por eso, Medina cree indispensable que se refuerce los programas de capacitación para la Policía.

Por su parte, Cordovez propone que se elimine la tasa de seguridad porque “los quiteños ya aportaron suficientes recursos y ya es hora de ver los resultados”.

Benítez afirma que el nuevo Alcalde debe involucrar más a la comunidad atendiendo sus propuestas para mejorar la seguridad. Cordovez no descarta el papel de la comunidad pero piensa que su participación debe ser regulada.

Transporte

Los corredores viales, un legado sin terminar

Uno de los mayores retos que tendrá el alcalde entrante Augusto Barrera será mejorar la  movilidad del Distrito. Barrera recibe varios temas en proceso. Uno de ellos es la operación del Corredor Sur Oriental que une a La Marín con Quitumbe.

El plan municipal estipulaba que esa ruta debe ser operada por los transportistas de 11 operadoras  que circulan en el sur. Pero la actual administración no logró cuajar un acuerdo. Los choferes señalan que uno de los problemas es la inexistencia de un plan de operaciones para las rutas alimentadoras. Tampoco hubo un acuerdo en el tema tarifario, ya que la ruta hará una integración con el Trolebús.

Asimismo, hereda una obra en ejecución. El Corredor Sur Occidental que conectará a Miraflores con Quitumbe. La ruta atraviesa los túneles de San Diego, San Roque y  San Juan, sobre la avenida Mariscal Sucre.

Otro tema pendiente es la repontenciación del Sistema Trolebús, que está colapsado. Los usuarios se quejan del mal servicio. A esto se suma la nueva demanda de pasajeros a partir de la apertura de la terminal de buses de Quitumbe.

El reordenamiento del tránsito y el mejoramiento de la movilidad del Distrito fueron precisamente las mayores ofertas de campaña de Barrera. ¿Cómo lo logrará? Para él, hay que mejorar el Trolebús y la integración del sistema Metrobús-Q.  Además de adquirir un acuerdo firme con la Policía para el control.

Pero, sin duda, el proyecto macro es la construcción de un metro. Según Barrerra, este irá desde la cabecera del aeropuerto, en el norte hasta la zona de El Recreo, en el sur. Aseguró  que desde el primer día de gestión hará  los estudios de factibilidad técnica y financiera.

Barrera señaló que el metro pudiera llegar a costar entre USD 70 millones u USD 80 millones el kilómetro. Es decir, hasta USD 700 millones. Además, planteó la posibilidad  de un acuerdo con el Gobierno. Mediante un intercambio de subsidios. “En lugar de seguir subsidiando la gasolina que estamos gastando, podríamos tener esa alternativa”, señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)