6 de December de 2009 00:00

El ‘barceriodismo’ tiene aliento

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Siete Días y Guayaquil

Con micrófono en mano, Alberto Gómez, periodista y presentador deportivo de Canal Uno, esperaba en las afueras de la Corte Provincial del Guayas. Esta es una fuente inusual para él, pero tenía que estar allí. Ese día, (hace dos semanas) el ex vicepresidente de Barcelona, Luis Noboa, presentaba una demanda por la descalificación que sufrió por parte del Directorio del equipo.



Tras la noticia  del ídolo  

Usualmente,  de 12 a 15
periodistas realizan la
cobertura de los entrenamientos del Barcelona.

Los periodistas se informan de lo que ocurre con la dirigencia,  por el blog del presidente  Eduardo Maruri.

En la  Televisión Satelital
 se transmite el programa ‘Hablemos de fútbol’ con un segmento dedicado exclusivamente al equipo torero.Al igual que Gómez, otros reporteros deportivos, de prensa, radio y televisión, realizaron esa cobertura. El periodista cuenta que ese día se dejaron de lado otros hechos (práctica de Emelec, reunión de árbitros de fútbol) y se priorizó ese hecho.  Con una frase, justifica esta decisión. “Barcelona es noticia esté en la situación que esté y no puede quedar de lado”.

El club está de pretemporada, y ante los rumores de contratación de tal o cual jugador, que no trasciende más que el rumor,  lo que genera noticia son las revueltas que se dan a su interior.

El periodista Carlos Víctor Morales señala que, más allá de lo deportivo, hablar de Barcelona es hablar de un fenómeno social. Los triunfos o las derrotas tienen mucha repercusión en la vida diaria, en el sentir ciudadano. “Ese ciudadano, siempre demanda información de este equipo que tiene alto consumo popular.  Eso nos lleva a los comunicadores a estar detrás de la noticia que genera el equipo, sea información deportiva y extradeportiva”.

Y eso lo evidencia la televisión, las peleas internas son la noticia en Teleamazonas, canal que además tiene los derechos para transmitir sus partidos.  En RTS, al ex futbolista y ahora presentador de TV, Carlos Alejandro Alfaro Moreno, la situación le parece lamentable y se toma varios minutos para reflexionar sobre el tema.

Son noticias que surgen de la necesidad propia de Barcelona, de la necesidad de un equipo con mucha historia, pero que el bache  deportivo en el que ha caído por años  obliga a que el club viva más de lo extra deportivo, y que el periodismo haga eco de aquello.

 La noticia no son las contrataciones o la carencia de ellas, sino lo que sucede dentro de la estructura interna y en la administración del club, los temas que se tratarán en la próxima asamblea o el poco probable devenir en 2010.

Incluso los programas de farándula hacen eco de lo que sucede en Barcelona como primicia. Pablo Aníbal 2, el hijo del ‘Rey de la Cantera’ es el invitado de lujo en programas de chisme como ‘Vamos con todo’, para hablar de los conflictos de Barcelona. En el estreno del programa cómico de Canal Uno, ‘D-Guan’, aparece Luis Noboa, muy serio, recitando un mensaje  en el cual se aferra a su puesto de vicepresidente. Y en los ‘Buenos muchachos’, el tema Maruri-Noboa  se repite.

En la prensa, el tiempo verbal de la cobertura del Barcelona es el condicional: podría, vendría, llegaría... Los nombres de  Wilmer Zumba, Ebelio Ordóñez o Armando Paredes suenan, pero no se da nada por sentado y, sin embargo, eso sigue siendo noticia.

Jaime Iván Kaviedes sale de rehabilitación y llega a la práctica del equipo, pero no porque haya una posibilidad real de jugar en el equipo, como él mismo afirma, sino porque debe ponerse una inyección con el doctor Bosco Mendoza. Es decir, en una nueva semana laboral  no hay, en realidad, una nueva noticia, como lo afirman los propios protagonistas, sin embargo ese hecho ocupa un gran espacio en los noticieros.

Óscar Ortega, reportero de Caravana Televisión, cuenta que el equipo amarillo tiene prioridad en cuanto a  cobertura y a  agenda. El arraigo que tiene Barcelona y el interés que genera el equipo en  la hinchada, no solo de Guayaquil sino en el resto del país, son los argumentos para hacerlo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)