1 de mayo de 2015 17:25

Barack Obama recibe a periodistas perseguidos para subrayar valor de la prensa libre

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó a la ciudad de Panamá el 9 de abril de 2015. Foto: AFP

Según Obama, "Los periodistas nos dan a todos, como ciudadanos, la posibilidad de saber la verdad sobre nuestros países, nosotros mismos y nuestros gobiernos. Eso nos hace mejores y más fuertes". Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 13
Agencia EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió este 1 de mayo en la Casa Blanca a tres periodistas que fueron detenidos o acosados en sus países por hacer su trabajo y están refugiados en este país, un encuentro con el cual quiso subrayar el "papel vital" de la prensa libre.

"Los periodistas nos dan a todos, como ciudadanos, la posibilidad de saber la verdad sobre nuestros países, nosotros mismos y nuestros gobiernos. Eso nos hace mejores y más fuertes", reflexionó Obama tras el encuentro, celebrado en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemora este 3 de mayo.

El Presidente dialogó con tres periodistas que, en sus palabras, "han sido increíblemente valientes en circunstancias muy, muy difíciles": Fatima Tlisova, de Rusia; el vietnamita Nguyen Van Hai, conocido como Dieu Cay; y Simegnish 'Lily' Mengesha, de Etiopía.

Tlisova trabajó durante años como periodista de investigación en el Cáucaso Norte, donde fue repetidamente atacada y amenazada, según su testimonio, y en 2005 sufrió un secuestro que atribuye a la agencia de inteligencia rusa.

Mientras, el bloguero disidente vietnamita Dieu Cay pasó años en la cárcel, condenado por "propaganda" contra el Estado, y en octubre pasado se exilió en EE.UU.

En cuanto a Mengesha, su trabajo en su país natal, Etiopía, se centró en denunciar casos de niñas casadas y, por su defensa de la libertad de prensa, fue acosada y detenida.

En "muchos lugares" de todo el mundo, la libertad de prensa está "bajo el ataque" de gobiernos "que quieren evitar la verdad", los periodistas "son acosados, incluso a veces asesinados", y "la disidencia es silenciada", enfatizó Obama.

El Departamento de Estado destacó a lo largo de esta semana casos de periodistas en varios países de Asia y África. Asimismo, en su rueda de prensa diaria, el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Jeff Rathke, citó específicamente a Nicaragua y afirmó que ese país "sufre de un entorno mediático restringido, que incluye censura, autocensura y ejemplos de acoso".

En su página web sobre derechos humanos, el Departamento de Estado precisó que la decisión de destacar al país centroamericano se debe a que "los elementos leales al partido sandinista (en el gobierno) controlan ya la mayoría de las fuentes de medios públicos en Nicaragua, especialmente las emisoras de radio y televisión".

Por otro lado, Obama recordó a los fallecidos periodistas James Foley y Steven Sotloff, decapitados el año pasado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), y al reportero gráfico Luke Somers, hallado muerto en diciembre por el Ejército estadounidense en Yemen en una operación que pretendía rescatarlo.

"Vamos a seguir trabajando por la liberación de los periodistas encarcelados injustamente", prometió el Presidente al mencionar al corresponsal en Teherán del diario 'The Washington Post', Jason Rezaian, detenido desde julio y acusado formalmente por Irán de espionaje, según su abogado.

Periodistas y activistas han criticado al Gobierno de Obama por su espionaje de líneas telefónicas de la agencia AP y del periodista James Rosen, corresponsal de Fox News, así como por la presentación de cargos contra Edward Snowden, responsable de filtraciones sobre la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

Además, bajo su mandato se ha llevado a cabo una férrea persecución de las filtraciones a la prensa, recurriendo en al menos seis ocasiones a la Ley de Espionaje para procesar a periodistas y a sus fuentes, una cifra sin precedentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)