30 de mayo de 2014 07:35

Barack Obama pide más mentores para niños latinos y negros 

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció nuevas sanciones a Rusia. Foto: Jim Lo Scalzo / EFE
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
estefania-aguirre

El presidente de EE.UU., Barack Obama, pidió hoy 30 de mayo, a los estadounidenses que se planteen convertirse en mentores de niños pertenecientes a minorías para combatir su mayor tendencia al fracaso escolar, en una nueva fase de la iniciativa que lanzó este año dedicada a la educación de hispanos y negros.

La Casa Blanca publicó hoy el informe que Obama encargó hace tres meses, cuando lanzó la iniciativa "El guardián de mi hermano" (My brothers keeper) para mejorar las oportunidades educativas de las minorías, y que contiene una docena de recomendaciones dirigidas al presidente.

Una de ellas pide aumentar el acceso a mentores de niños en riesgo de fracaso escolar o marginación, por lo que la página web de la iniciativa, contará desde hoy con una nueva opción para que los interesados encuentren organizaciones que les permitan inscribirse como tutores voluntarios en su área.

Obama tiene previsto comentar hoy el informe durante una reunión con miembros del grupo de trabajo, indicaron fuentes de la Casa Blanca.

La presencia de un mentor es especialmente importante para los niños que viven en familias monoparentales, algo que afecta a aproximadamente dos tercios de los niños negros y a un tercio de los hispanos del país, según la Casa Blanca.

"Demasiados jóvenes no tienen el apoyo de un adulto que les cuide y que esté involucrado en su vida", apunta el documento.
Otra de las recomendaciones del informe es la de eliminar las suspensiones y expulsiones en la educación preescolar, que afectan a entre 6 y 27 de cada 1 000 niños en esa fase escolar, especialmente a los varones afroamericanos.

Los niños hispanos son los que menos acceso tienen de todos los grupos a programas de educación temprana y preescolar, y en general comienzan a asistir a la escuela mucho más tarde que los niños blancos, según un estudio de 2005 citado por la Casa Blanca.

"Cuando las familias hispanas apuntan a sus niños a clase, los programas tienden a ser de calidad más baja, emplean a profesores peor preparados y tienen menos diversidad de estudiantes, menos recursos, mayor proporción de estudiantes por cada profesor y grupos más grandes en cada aula", sostiene el informe.

Otro de los retos específicos en el caso de la comunidad latina es el de ampliar la calidad de los programas de aprendizaje de inglés, según dijo en una conferencia de prensa telefónica la directora de política doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

Otra de las recomendaciones es promover que los niños sepan leer cuando estén en el tercer grado de primaria, por lo que el informe pide "lanzar una iniciativa pública y privada para aumentar el tiempo de lectura conjunto e independiente fuera de la escuela" y convertirla en una costumbre en el hogar.

"No se trata sólo de mejorar su bienestar, se trata de mejorar el bienestar del país. Nuestra fortaleza doméstica y global depende de su participación completa en el país y sus oportunidades", argumentó Muñoz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)