23 de mayo de 2016 08:59

Ban Ki-moon pide un mayor compromiso con los que sufren por la crisis humanitaria

El presidente turco, Tayyip Erdogan, y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la Cumbre Humanitaria de la ONU que se celebra en Estambul. Foto: EFE

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la Cumbre Humanitaria de la ONU que se celebra en Estambul. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró hoy la primera Cumbre Mundial Humanitaria en Estambul con una denuncia del "número récord de personas" que sobreviven gracias a la asistencia y que se han visto obligadas a huir de sus hogares.

"Los civiles están siendo atacados como nunca antes", indicó en la inauguración de la cita. Las víctimas "nos miran reclamando compromiso" para mejorar la ayuda humanitaria, subrayó, al tiempo que llamó a los países a respetar las leyes internacionales que regulan los conflictos armados. "Todos los presentes aquí tienen el poder de alcanzar los cambios necesarios", subrayó.

La cumbre fue convocada con el objetivo de mejorar la asistencia a la población en zonas de crisis y constituye una respuesta de la ONU al enorme incremento de los conflictos y personas en peligro en todo el mundo.

En total participan unos 6.000 representantes de Estados y organizaciones internacionales, entre ellos más de 60 jefes de Estado y de Gobierno.

El mundo vive en la actualidad según la ONU la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con sus datos, en todo el planeta necesitan ayuda 125 millones de personas y 60 millones se han visto obligadas a huir, las mayores cifras en unos 70 años.

A menudo el dinero no alcanza para cubrir las necesidades de las personas con lo mínimo. La ONU estima que este año serán necesarios USD 20 000 millones.

La cumbre ha generado críticas antes de su inicio. Muchos participantes se mostraron escépticos sobre las posibilidades de resultados concretos. La organización Médicos Sin Fronteras (NSF) optó por no participar porque considera que es una mera pose. Además de la canciller alemana, Angela Merkel, prácticamente no participa ningún jefe de Estado o de Gobierno de los principales países donantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)