6 de mayo de 2015 22:50

Bandas que utilizaban redes sociales para extorsionar fueron desarticuladas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 30
Diego Bravo

Tres organizaciones delictivas que supuestamente se dedicaban a la extorsión fueron desarticuladas por la Policía en el operativo denominado Eslabón XXIX. En este intervinieron 70 agentes de la Unase, Criminalística, Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y los fiscales.

Los investigadores determinaron que dos de esos grupos operaban en Manabí y un tercero en Esmeraldas. La indagación duró varios meses y se estableció que, hace aproximadamente un año, “una organización delictiva que operaba en Manabí cometía varios delitos con la modalidad de extorsión, amenazas e intimidación, mediante llamadas telefónicas. Para estos actos delictivos utilizaban redes sociales, con la finalidad de obtener réditos económicos a cambio de no atentar contra las personas”.

En las indagaciones también se estableció que el centro de operaciones de un grupo era Manta. Otro presuntamente se dedicaba al robo de vehículos bajo pedido y seleccionaban carros que sobrepasen los USD 15 000 en su valor comercial para delinquir. Los miembros de esta banda vigilaban los autos estacionados fuera de las casas de las víctimas y así se aseguraban que estos no tengan ningún dispositivo de seguridad para sustraerlos.

Luego, los autos robados eran guardados en otros sectores hasta concretar el pago por la devolución. Si las víctimas no accedían a las exigencias, los carros eran desmantelados e incinerados. El viceministro del Interior, Diego Fuentes, informó que cinco detenidos en Manabí hacían las llamadas de extorsión desde un centro de rehabilitación social.

La tercera organización que fue desarticulada operaba en Esmeraldas, según los uniformados. “Tres mujeres se dedicaban a recabar información de las víctimas mediante las redes sociales para luego extorsionarlas y solicitar USD 5000”, informó el Ministerio del Interior.

En el operativo se hizo ocho allanamientos. Cinco sospechosos fueron llevados a la audiencia de formulación de cargos y los policías dijeron que en poder de ellos “se encontró los teléfonos celulares con los que se realizaban llamadas de carácter extorsivo”.

Los uniformados dijeron que se encontró otras evidencias como armas de fuego de grueso calibre:una subametralladora, un revólver, dos escopetas tipo cartuchera, municiones, gran cantidad de accesorios de diferentes tipos de vehículos y celulares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)