25 de marzo de 2015 20:23

Bandas usan logos clonados en secuestros exprés

En las calles hay vehículos amarillos con sellos municipales clonados. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

En las calles hay vehículos amarillos con sellos municipales clonados. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 107
Triste 9
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 7
Javier Ortega

Los taxistas de Quito lo reconocen. En las calles hay vehículos amarillos con sellos municipales y adhesivos del proyecto Transporte Seguro clonados.

Los choferes incluso han detectado locales en sectores de la ciudad donde empapelan de amarillo autos particulares.

En un video al que accedió este Diario se observa a dos hombres forrar un carro plomo con esas láminas. Ocurre en el día y en una calle principal del sur.

“Esto es grave”, dice Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Pichincha. “El conductor puede cometer un acto delictivo y en 10 minutos sacar el papel y el auto vuelve a su color original”.

En la Policía Judicial saben que los grupos delictivos especializados en secuestros exprés falsifican los sellos o colocan adhesivos sobre los logos originales. En febrero del 2014, agentes de la PJ capturaron a cuatro personas que presuntamente integraban una de estas bandas. El vehículo amarillo que utilizaban para perpetrar los asaltos llevaba “sobrepuesto un sticker sobre el nombre de la cooperativa”.

En abril del 2013 otra organización fue desarticulada en Quito. Hubo seis detenidos. “Los tres taxis que se utilizaban para los secuestros eran legales”, revelaron los agentes.

Infografía de los taxis seguros

En el último año, la Policía recibió 120 denuncias de víctimas que sufrieron secuestros rápidos en Quito. Los casos se reportaron en la 6 de Diciembre, El Condado, Amazonas y República, El Bosque, valle de Los Chillos y Tumbaco.

Los investigadores conocen al menos dos modalidades de este delito. En la primera, la víctima aborda una unidad y en la cajuela se oculta un desconocido en complicidad con el conductor. En la segunda, hay seguimiento de al menos otros tres autos luego de que el usuario se sube al taxi. En ambos casos, los sospechosos utilizan taxis informales o legales.

En la computadora de Brunis hay fotografías captadas a autos amarillos con sellos falsos que circulaban en avenidas de la capital. Cada vez que un conductor hace una de estas imágenes, las envía a los teléfonos de otros compañeros.

En noviembre pasado, el gremio envió al Municipio un CD con unas 1 000 imágenes de autos ilegales. En las tomas se ven carros de color con el letrero blanco y no con los colores oficiales (rojo, blanco, verde), placas blancas enteras o sin patentes municipales.

También hay casos de autos con adhesivos del proyecto Transporte Seguro en sus parabrisas, pero que en el interior no hay cámaras de videovigilancia ni botones de auxilio.

Eso, en términos legales, es imposible que ocurra, dicen los taxistas. La Agencia Nacional de Tránsito instaló los equipos de seguridad y luego, en una segunda cita, el adhesivo.

Actualmente, 55 000 unidades, entre taxis y buses, operan con este sistema. El vehículo que utilizó hace tres semanas Andrés llevaba ese logo, pero el auto no tenía ningún dispositivo de seguridad. No le asaltaron, pero comenta que le llamó la atención la falta de cámaras.

Easy Taxi, la empresa que creó una aplicación para solicitar unidades a través del celular, tampoco descarta que los grupos delictivos que cometen secuestros exprés clonen el sello de esta empresa.

Para los conductores de taxis es fácil reconocer los sellos municipales falsos. “Todos nos conocemos y si el código de la patente municipal no corresponde al conductor enseguida alertamos”, dice Brunis.

En cambio, para el usuario es difícil identificar un sello clonado. De ahí que el gremio pide controles permanentes en las vías para frenar esta situación.

Pero hay otra preocupación entre los usuarios de taxis: ¿quién es la persona que conduce los vehículos? La duda es legítima.

Los taxistas reconocen que hay propietarios que manejan los autos en la mañana y por la noche lo entregan a un chofer contratado.

¿Cómo se aseguran que esta persona no esté vinculada a alguna banda? Los presidentes de las cooperativas aseguran que exigen a estos conductores documentos, entre estos, un certificado de honorabilidad...

En contexto

En las últimas semanas, usuarios han denunciado haber sido víctimas de secuestros exprés en la capital. El modus operandi es similar: toman el vehículo en una zona de Quito y minutos después suben tres sospechosos al taxi. Otros dos o tres carros los escoltan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (1)