9 de mayo de 2016 00:00

El Banco Nacional de Fomento estrena hoy nuevo nombre

Desde hoy el BNF pasa a llamarse BanEcuador B.P. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Desde hoy el BNF pasa a llamarse BanEcuador B.P. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 7
Washington Paspuel

En la fachada de la agencia principal del Banco Nacional de Fomento (BNF) en Guayaquil, un plástico negro ocultaba hasta el pasado viernes el nuevo nombre que lucirá la entidad desde hoy. Desde este lunes el BNF pasa a llamarse BanEcuador B.P, por decreto presidencial.

La entidad atendió con normalidad en todas sus oficinas hasta el jueves pasado. Aunque el viernes el banco abrió sus puertas, solo atendió al público en el área de Información, para consultas sobre el nuevo cambio de imagen. La suspensión temporal de la atención fue autorizada por la Superintendencia de Bancos, indicó la entidad en un comunicado subido a su portal web. Voceros del BNF en la oficina matriz en Quito manifestaron que hoy, en rueda de prensa, las autoridades del banco darán más detalles sobre el cambio de imagen y lo que esto implicará para sus clientes.

La transición hacia el nuevo nombre duró alrededor de un año. El 13 de mayo del 2015 el presidente Rafael Correa firmó el decreto que creó BanEcuador B.P., como una entidad del sector financiero público para atender a las micro, pequeñas y medianas empresas, como también empresas asociativas en sectores de la producción, agronegocios, comercio y servicios. Según la entidad, BanEcuador B.P. nace “como producto del diálogo social que recoge las expectativas y demandas de la ciudadanía para la creación de un banco público de desarrollo.”

El 11 de marzo pasado, a través de otro decreto se determinó el proceso para el inicio de las funciones de BanEcuador. “Se hará a través de un proceso ordenado de transferencia de activos, pasivos y patrimonio del BNF al nuevo banco”, explicó la entidad.

El cambio de nombre ya está listo en todas sus oficinas. A la fecha, la entidad dispone de 163 dependencias, y una casa matriz. En Guayas el banco atiende en 21 sucursales, de ellas cuatro localizadas en Guayaquil.

Los créditos de la entidad se concentran en el microcrédito. En el 2015, el BNF entregó USD 271,2 millones en este tipo de préstamos para 41 842 beneficiarios. Otro 27,5% de los préstamos se destinó para el sector productivo de desarrollo.

Pedro Garaycoa, síndico de la Asociación de Pequeños Productores de Arroz de la Cuca, en el cantón Arenillas (El Oro) se enteró del cambio de nombre del banco en enero pasado, cuando fue a renovar un crédito que sacó un año atrás para comprar semillas. “No nos han comunicado de otros cambios, espero que la línea de crédito se mantenga porque es muy útil para nosotros los campesinos”. La siembra de arroz es uno de los principales destinos de los créditos productivos dirigidos a financiar cultivos. El BNF entregó en el 2015 alrededor de USD 8,9 millones en préstamos para el sector arrocero, lo que representó el 3,2% de todos los desembolsos destinados al agro. Sin embargo, el sector ganadero es el principal beneficiario de los préstamos agropecuarios. El año pasado el banco prestó al sector ganadero USD 71,9 millones. Uno de esos créditos lo obtuvo en el 2014 Mario Loja, ganadero del cantón Balzar (Guayas). El productor, miembro de la Asociación de Ganaderos de Balzar, explicó que este año planea renovar su préstamo de USD 15 000, para la compra de más reses. “El interés es bajo, y es hasta 15 años plazo”.

Además de sus líneas de crédito tradicionales, BanEcuador ofrece recursos para sectores específicos, como el Crédito de Desarrollo Humano (CDH), los programas para productores de café, cacao, maíz y arroz; los créditos para el programa de reactivación agrícola de ciclo corto, para el Programa Hilando el Desarrollo, Socio Bosque, entre otros.

Con respecto al CDH, la entidad desembolsó el año pasado USD 84,97 para 117 603 beneficiarios. BanEcuador B.P. tiene como objetivo priorizar sus créditos a los sectores rurales, y urbano marginales. En el 2015 el banco entregó el 69% de sus préstamos a clientes de estos sectores, con un monto de USD 339,6 millones.

Tras el terremoto que afectó a las provincias de Manabí y Esmeraldas, el BNF anunció que diferirá los cobros de préstamos para 6 000 clientes de las zonas productivas de esas provincias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)