21 de enero de 2016 08:57

El BCE mantiene la tasa de interés en el 0,05% pese a la baja inflación

Las autoridades económicas del bloque europeo analizarán la situación del euro, frente a la caída de los precios del petróleo. Foto: EFE

Las autoridades económicas del bloque europeo analizarán la situación del euro, frente a la caída de los precios del petróleo. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia EFE

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo hoy 21 de enero del 2016 el tipo de interés rector, el que cobra en las operaciones de refinanciación principales en la zona del euro, en el mínimo histórico del 0,05% pese a la baja inflación.

El BCE dejó su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos a un día, en el -0,30%.

Asimismo, el BCE también decidió dejar inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,30%.

Los mercados esperaban que el BCE rehusaría realizar cambios en los tipos de interés y tampoco prevén que vaya a anunciar más estímulos monetarios hoy.

El presidente del BCE, Mario Draghi, evaluará hoy en una rueda de prensa en Fráncfort el impacto que tendrá el reciente descenso del precio del petróleo en la inflación de los países del euro.

"Un año después de la decisión de expansión monetaria sin precedentes del BCE, el consejo de gobierno tiene que afrontar los desafíos de baja inflación y crecimiento moderado", considera el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés).

"Es demasiado pronto para decir si la decisión de diciembre de ampliar las medidas de estímulo monetario será suficiente para impulsar el crecimiento y la inflación", según el IIF.

Por ello, Draghi dejará, previsiblemente, la puerta abierta para aplicar más estímulos monetarios a lo largo del año en caso necesario.

El BCE prolongó en diciembre del pasado año el programa de compra de deuda hasta marzo de 2017 y encareció más la tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos a un día, en 10 puntos básicos, hasta el -0,30%.

Una tasa de depósito negativa hace que los bancos tengan que pagar intereses al BCE por depositar su dinero en la entidad a un día y de este modo el BCE quiere que presten al sector privado, sobre todo a las empresas, y también contribuye a frenar la apreciación del euro.

El BCE compra desde el pasado mes de marzo mensualmente deuda pública y privada de la zona del euro, sobre todo deuda soberana, por valor de 60 000 millones de euros.

La inflación de la zona del euro fue en diciembre del 0,2%, una décima más que en noviembre, y la tasa subyacente, que descuenta los elementos más volátiles como los precios de los alimentos y de la energía, se situó en el 0,9 % por segundo mes consecutivo.

Asimismo han aumentado los riesgos a la baja para el crecimiento económico como resultado de la actual inestabilidad en los mercados financieros.

El euro se ha apreciado más un 3% frente al dólar desde la última reunión del consejo de gobierno de comienzos de diciembre porque los inversores consideran que las políticas monetarias de la Reserva Federal (Fed) y del BCE son "menos divergentes" de lo que pensaban previamente, según el IIF.

Asimismo en las primeras semanas de enero los inversores han comprado euros en un escenario de fuertes caídas en la renta variable. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)