13 de septiembre de 2015 00:00

Banca no dará seguro de desgravamen

En las oficinas de Liberty Seguros, compañía de seguros, ubicadas al norte de Quito. Foto: Diego Pallero /El Comercio

En las oficinas de Liberty Seguros, compañía de seguros, ubicadas al norte de Quito. Foto: Diego Pallero /El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 87
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 9
Contento 5
Mónica Orozco
Coordinadora

El seguro de desgravamen, que era parte de los productos ofertados por el Banco del Afiliado y, en algunos casos, también por bancos privados, pasó a manos de compañías aseguradoras privadas.

Este seguro cubre el saldo de la deuda del titular de un crédito si este fallece, de manera que el préstamo se cancele y no se transfiera a familiares.

Hace un mes, el quiteño Luis Cevallos recibió una llamada telefónica de una aseguradora en la que le ofrecieron este seguro y, así, cubrir las deudas que tiene en su tarjeta de crédito, pero no sabía si aceptarlo.

La duda también surgió entre clientes de Pacificard de Banco del Pacífico, quienes recibieron a inicios de este mes un mensaje a sus correos informándoles que los préstamos adquiridos a través de las tarjetas de crédito no están cubiertos por ningún seguro de desgravamen.

Esta entidad sugería a los clientes contactarse con alguna compañía de seguros o solicitar más información al área de
Servicio al Cliente del banco.

La Junta de Regulación Monetaria y Financiera aclaró, tras una consulta de este Diario, que es el único organismo que puede determinar qué tipo de seguros se deberán contratar de manera obligatoria y para qué tipo de operaciones.

Las únicas decisiones que hasta ahora ha emitido al respecto son las 072 y 102, que fijan que las entidades financieras deberán requerir la contratación de un seguro de desgravamen obligatoriamente para créditos inmobiliarios y de vivienda de interés público.

Este seguro también es obligatorio para los créditos quirografarios que otorgue el Biess.

Para el resto de préstamos, dijo, es decisión de cada entidad financiera el recomendar la contratación o no de diversos seguros. La Superintendencia de Bancos coincidió con este criterio y anotó que -excepto para hipotecarios o quirografarios- “la contratación de este tipo de pólizas depende de las políticas de cada entidad”.

Pero con la aprobación del Código Monetario en septiembre del 2014, los seguros no pueden ser otorgados por la banca, indica Raúl Coka Aguirre, gerente general de Raúl Coka Barriga, agencia asesora y productora de seguros.

Antes era común que algunos bancos ofrezcan estos productos, porque tenía compañías de seguros afines al grupo, pero hoy está prohibido que el banco “asuma estos riesgos, porque
-y es lógico- ellos no son aseguradoras”, acota el ejecutivo.
Lo que sí se exige es que la banca ofrezca algunas alternativas de aseguradoras al cliente.

El cliente incluso tiene la opción de contratar de forma directa con la compañía que desee, siempre y cuando cumpla con las condiciones exigidas por el banco, que ejercerá en todos los casos solo como agente de recaudación.

La Junta dio un plazo de 60 días para que los bancos requieran al cliente la contratación del seguro de desgravamen para hipotecarios y quirografarios (Biess), lo cual se cumplió en agosto.

Todo esto está dinamizando al sector de seguros, en especial desde el segmento cooperativo, dice Danny Olivo, jefe de Banca Seguros de la compañía aseguradora Liberty.

En esta firma, la participación de este producto en el total de pólizas creció del 10 al 20%, entre 2014 y 2015. Con esta póliza, según Olivo, de enero a agosto del 2015, la compañía captó unos 40 000 clientes de 26 nuevas cooperativas.

El seguro de desgravamen se reporta dentro del ramo Vida en Grupo y no existen cifras individualizadas. Según la Asociación de Compañías de Seguros del Ecuador (Acose), este ramo vendió USD 126,5 millones entre enero y junio de este año, 7% más que igual lapso del 2015 (USD 118,1 millones).

La participación de este tipo de seguros en el total de pólizas creció de 14,5% en diciembre del 2014 al 15,3% a junio pasado.
El Biess, que capta el 66% del mercado hipotecario, ofrece hoy como opciones pólizas de seguros Sucre y Rocafuerte, con mayores beneficios.

El gerente del Biess, Patricio Chanabá, señaló que el seguro de desgravamen por lo general cubre fallecimiento; pero en el caso de créditos con la entidad, el seguro cubre el saldo del crédito y devuelve a familiares lo pagado a la fecha del fallecimiento del titular del préstamo, enfermedades catastróficas, seguro de desempleo por seis meses, incapacidad permanente y total. “Se logró una tasa de devolución a favor del Biess de la rentabilidad que va a tener la aseguradora”, del 90%.

Los 145 000 clientes que recibieron hasta ahora créditos del Biess se benefician y también los nuevos que se contraten.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (4)