9 de diciembre de 2016 00:00

La banca buscará frenar las resoluciones de la Junta 

ENCAJE Foto: EL COMERCIO

El presidente de presidente de la Asobanca, el presidente de Banco Pichincha y el gerente del Banco Central hablan sobre las resoluciones de la Junta. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 18
Redacción Negocios

Luego de dos semanas de que la Junta Reguladora Monetaria y Financiera emitiera tres resoluciones que pusieron en alerta al sector bancario, las autoridades dieron una explicación del tema. Los argumentos, sin embargo, no tranquilizan a representantes de este sector.

El gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Diego Martínez, dijo que las resoluciones son incentivos y desincentivos para que la banca coloque más créditos.

El 24 de noviembre del 2016 la Junta elevó el encaje (depósitos de la banca en el BCE) del 2 al 5% para los bancos con activos que tienen más de USD 1 000 millones. También emitió una norma para excluir del cálculo del coeficiente de liquidez doméstica el fondo del liquidez que se invierte en el exterior. Eso obligará a varios bancos a repatriar capitales.

Con esta decisión, cinco entidades tienen que traer al país, hasta enero, USD 553 millones, incluida la sociedad financiera Diners Club. Además, la Junta redujo el costo de 14 servicios bancarios.

La Junta Reguladora Monetaria y Financiera emitió tres resoluciones. Entre ellas se encuentran la reducción del costo de 14 servicios bancarios a partir de enero del 2017. Video: EL COMERCIO TV

El presidente de la Asobanca, Julio José Prado, señaló el jueves 8 de diciembre que buscará los mecanismos legales, incluso desde el punto de vista constitucional, para impedir que las resoluciones del Gobierno sigan avanzando y generen los problemas que se ha advertido en el sistema bancario.

Martínez explicó que la medida sobre el encaje no aumentará los depósitos en el Central “porque la banca tiene de sobra recursos en esa entidad.

Para Martínez, la banca contrajo “en exceso” su colocación de crédito durante el 2015 provocando que los actores económicos cambien sus planes de inversión y restrinjan su necesidad de financiamiento.

Según el funcionario, siete bancos acumulan hoy el 91% del exceso de depósitos en el Banco Central, que suman USD 2 200 millones. Siete bancos grandes deben subir el encaje “como medida que desestimula tener dinero ocioso”. La medida sobre el encaje, dijo, será monitoreada mensualmente. Y aseguró que no se utilizarán esos depósitos para entregar más liquidez al Fisco.

En entrevista con radio Democracia, Antonio Acosta, presidente de Banco Pichincha, dijo el jueves que la explicación a destiempo y poco clara de las autoridades ha llevado a “que todo el mundo piense” que el aumento del encaje y la repatriación de capitales del irá a incrementar el crédito del BCE al Gobierno. Insistió en que el compromiso del Régimen ha sido no tomar los dineros privados para financiarse.

El 24 de noviembre la Junta Reguladora Monetaria y Financiera emitió tres resoluciones para la banca privada. Una de ellas es el aumento del encaje bancario del 2 al 5%, se refiere al depósitos de la banca en el Banco Central.

Si eso llega a ocurrir, advirtió que acudirán “al derecho a la resistencia contemplado en la Constitución y que es legítimo utilizarlo para impedir un colapso del sistema privado”.

Y lo harán, dijo, incluso “a riesgo de que nos amenacen, sancionen o cierren nuestras instituciones”. Dijo que el mayor riesgo de financiar con recursos privados al Fisco es que en un momento de emergencia la gente se asuste y vaya a los bancos a retirar el dinero y no se disponga de esa liquidez porque está en bonos estatales.

“El Gobierno se lleva la plata de la gente con la elevación del encaje. Otro feriado construido por Correa puede venir.

"Defendámonos”, indicó Fidel Egas, principal accionista de Banco Pichincha en su cuenta de Twitter, al rechazar la decisión de elevar el encaje.

Para Martínez, la posición de Egas demuestra “desconocimiento. O seguramente está descontento porque estamos afectando al Pichincha, que debe traer dinero del exterior y ya no podrá cobrar por la entrega de estados de cuenta a domicilio”. Solo esto último dijo que representa para toda la banca USD 35 millones.

También recordó que Blasco Peñaherrera en mayo del 2015 dijo que puede venir un feriado bancario “y no ha ocurrido nada” “Está penado decir eso, quien lo haga se va preso”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)