4 de March de 2010 00:00

La banca pública tomó fuerza en la región en los últimos dos años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios
[email protected]

Junto con la crisis económica internacional también se ha dado  una revitalización de la banca pública de desarrollo en América Latina.
 
En unos países más que en otros  ha existido  una movilización de  recursos estatales, en 2008 y 2009,   para reactivar las  obras  de infraestructura y   la economía.
  


 La bolsa ayuda
El Banco del Estado   impulsa  procesos de     titularización  de  proyectos de infraestructura. Esta herramienta   permite obtener recursos en el mercado  para  financiar los proyectos. 
La participación de  los multilaterales en ciertos países ha tendido a decrecer   por efecto del impulso de  la banca pública.
  Entre las  actividades que  está financiando la  banca pública está la  infraestructura física, pequeña empresa exportadora, inclusión y bancarización.
Hoy desde las 9:30  se tratarán temas, como el desarrollo local, descentralización económica, infraestructura física e integración regional.
 Esto se desprende de la información presentada  ayer durante el seminario  latinoamericano sobre financiamiento de infraestructura,  organizado por el Banco del Estado de Ecuador.  
  
Rommel Acevedo,   de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el  Desarrollo (Alide), explicó que dentro de las medidas de reactivación, los gobiernos están  canalizando recursos  a través de sus propios agentes económicos. De forma significativa, esto se observa en Brasil, Argentina y Chile.

En el caso de Brasil se  registró un aumento de 48% de los  créditos concedidos en 2009 por todos los bancos estatales. Su estrategia fue reducir los impuestos a la producción y al consumo, además de  conceder crédito a menores costos  que la banca privada.

Ricardo Cunha da Costa, del  Banco de Desarrollo Económico y  Social, explicó que  financiaron proyectos de  energía, logística, telecomunicaciones e inmuebles.   
 
Acevedo añade que esto contrasta  con la visión que se tenía  de la  banca pública  en los noventa.

En ese entonces, los organismos  multilaterales sugerían a los países  que apliquen planes de ajuste, por lo que su acción  se minimizó.

Por ejemplo, debido  las políticas del FMI cerraron los bancos públicos sectoriales en  Perú, entre ellos el Banco Agrario. Al tener pérdidas no querían capitalizarlo y quebró. “Tras  13 años  se creó un nuevo banco y está avanzando con paso firme”, según Acevedo .

En otros países  los bancos pasaron de primer piso (atención directa al cliente) a segundo piso ( a través de otras instituciones ) para no asumir demasiado riesgo.
 
Sin embargo, ahora hay una tendencia a regresar a primer piso, como es el caso de la Corporación Financiera Nacional (CFN), que recibió capitalización estatal por más de USD 150 millones.
 
Este cambio significó un mayor crecimiento.  Su cartera de crédito pasó de USD 413 millones, entre 2001-2006,  a 980,8  millones, en los últimos  tres años.
Entre 2007 y 2009, el Banco del Estado, en cambio, ha logrado   invertir unos  USD 249 millones, de los cuales el 88% se concentró en vialidad y saneamiento.
 
Acevedo también aclara que a nivel regional, los bancos reciben un aporte inicial y de ahí buscan sostenerse por sí solos. 
En Argentina, que cuenta con tres bancos públicos, Fernando Schvartz,  del Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), explicó   que  luego del primer aporte estatal se han financiado con otros bancos  como el  Banco de Desarrollo de China y la Corporación Andina de Fomento (CAF). 

Esto obliga a las entidades a  financiar  proyectos sustentables, que ofrezcan    garantías para pagar sus obligaciones.  Pero, además, antes y después de desembolsar el dinero se evalúa , por ejemplo, el impacto que tendrá en   el empleo y en el desarrollo regional.
 
Entre los bancos que financian  a la región se encuentra  el KfW de Alemania. Gerarh Redecker, director regional, cuenta que  las necesidades de financiamiento estaban enfocadas antes  en vialidad, pero  actualmente  los gobiernos   consideran como  áreas prioritarias: energía, saneamiento, riego y manejo del agua y  conservación de la biodiversidad. En  Ecuador, este banco financia la conservación del Gran Sumaco.
 
El  KfW registró  USD 895 millones en préstamos  para bancos regionales durante el año pasado.
 
Otra forma de fondearse que tiene acogida entre  los bancos públicos es  a través del mercado de valores. El Banco Nacional de Costa Rica,  por ejemplo,  financió la construcción de tres hidroeléctricas   con la emisión de bonos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)