14 de marzo de 2017 00:00

Banca cerró febrero del 2017 con cifras positivas, pero aún hay cautela

La cartera de créditos de la banca cerró en USD 20 448 millones en febrero, 0,7% más respecto del mes previo y un 10,6% en comparación con igual mes del 2016. Foto: EL COMERCIO

La cartera de créditos de la banca cerró en USD 20 448 millones en febrero, 0,7% más respecto del mes previo y un 10,6% en comparación con igual mes del 2016. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 11
Adriana Bucheli

Las cifras de la banca privada registraron un mejor desempeño en el segundo mes del 2017, sin embargo el primer semestre se mira con prudencia.

La cartera de créditos de la banca cerró en USD 20 448 millones en febrero, 0,7% más respecto del mes previo y un 10,6% en comparación con igual mes del 2016.

Los depósitos también registraron un crecimiento mensual del 1,4% y un interanual de 13,2%. Este último porcentaje significa un incremento de USD 3 089 millones en el saldo de depósitos entre febrero de este año e igual mes del año anterior.

Julio José Prado, principal de la Asociación de Bancos del Ecuador (Asobanca), explicó que estas variaciones positivas corresponden a un efecto de la inyección de liquidez que hizo el Gobierno a finales del año pasado, sumado al pago a proveedores y a los Gobiernos Autónomos Descentralizados.

Pese a esto, el titular de Asobanca consideró que el 2017 tendrá dos etapas marcadas.

Una, el primer semestre del año, que se avizora un poco más lento en relación con el cierre del año pasado, debido a que el ambiente está “muy politizado”. Esto haría que la gente tomase con cuidado sus decisiones, a la espera del resultado de las elecciones. “Los bancos están con mucha cautela, guardando liquidez, manteniendo sus líneas de crédito abiertas, pero también con un ojo en el tema político”, dijo.

El segundo semestre empezaría una recuperación en la concesión y la demanda de créditos, con mayor estabilidad para los depósitos.

Si bien los depósitos siguen creciendo, la liquidez en la economía ya no es tan grande como en meses pasados. El entorno político determinará si esa liquidez se mantiene o “se frena bruscamente”, dijo.

Sonia Zurita, catedrática de banca y finanzas de la Escuela de Negocios de la Escuela Politécnica del Litoral (Espae), cree que el 2 de abril terminará la incertidumbre de los agentes económicos, gane quien gane las elecciones.

Lo más probable, dijo Zurita, es que el apetito por créditos seguirá contraído en el mercado hasta los primeros 15 días de abril. “Solo el hecho de tener claridad sobre quién sería el nuevo presidente, así se mantenga similar el manejo económico actual, ya hace que las personas tomen decisiones de inversión”, añadió.

Para Angelo Caputi, presidente del Banco de Guayaquil, durante el primer semestre se tiene previsto un ligero crecimiento en las colocaciones, observando la realidad de cada sector, sin embargo, luego de las elecciones se deberán hacer nuevos cálculos.

Ricardo Cuesta, presidente ejecutivo de Produbanco, cuenta que la demanda de crédito es menor, pese a ello se espera que las previsiones sobre una mejoría de la economía del país se cumplan, aunque por ahora espera un “crecimiento muy conservador”.

La banca privada espera colocar al menos USD 10 000 millones en créditos en el primer semestre, mientras que para el segundo se deberá hacer un aná­lisis con base en propuestas del equipo de gobierno que se posesione, dijo Prado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)