1 de enero de 2015 15:02

Un baleado, cuatro robos a domicilios y dos secuestros dejó el fin de año en Guayaquil

Ayer, en la morgue que funciona en Guayaquil los familiares esperaban por información de sus familiares. JOFFRE FLORES / el comercio

Exteriores de la morgue de Policía de Guayaquil. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García

Un joven de 19 años, identificado como Carlos Enrique N. P., murió baleado la madrugada de este 1 de enero de 2015 en las calles la G y la 28, en el suburbio oeste de Guayaquil.

El hombre, que conducía una motocicleta, recibió dos impactos de bala, uno en la pierna derecha y otro en el costado izquierdo. “Después de la quema del año viejo le llamaron por teléfono, se despidió de su hijo y a la hora nos notificaron sus amigos que lo habían asesinado”, contó el padre del fallecido, que vivía cerca del lugar (en la J y ka 42), trabajaba en un almacén de ropa deportiva y deja huérfano a un niño de una semana de nacido.

El asesinato se produjo a eso de la 01:30. Los familiares desconocen a ciencia cierta el móvil del asesinato, presumen algún tipo de venganza y descartan el robo pues el perpetrador dejó en el sitio la motocicleta y el celular de la víctima, que la Policía retuvo para investigaciones.

Además de riñas y de robos callejeros ejecutados principalmente por motociclistas el cierre del año 2014 dejó en Guayaquil cuatro casos de robos a domicilios, según las denuncias registradas en la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía en Guayaquil.

Entre los casos de robos a domicilios, en los que las puertas de las viviendas fueron forzadas, destacan dos en sectores residenciales de la ciudad, uno en Urdesa Central y otro en la Ciudadela Santa Cecilia, de Los Ceibos.

En este último caso se denunció el robo de un lote de joyas y de una caja fuerte con USD 130 000 en efectivo. El propietario de la vivienda se percató del robo a las 18:50 del 31 de diciembre cuando retornó a su domicilio.

Por versión de los guardias de seguridad se conoce que horas antes un vehículo color gris, tipo furgoneta marca Hyundai, rondaba el sector. El denunciante, de nombre chino, pidió al fiscal investigar las grabaciones de las cámaras de vigilancia del ingreso a la urbanización con el fin de identificar a los tripulantes del vehículo.

Mientras que lo robado en la vivienda de Urdesa asciende a USD 5 000 entre aparatos electrónicos, dinero en efectivo, joyas y ropa. Un monto similar fue extraído de una vivienda en las calles 31 y Galápagos, donde también fueron forzadas las puertas y en donde los delincuentes cargaron con tres televisores grandes, uno de 50 pulgadas, artículos electrónicos y joyas.

Entre los casos denunciados en la fiscalía también se encuentran dos secuestros exprés, uno incluyó el robo de un vehiculo chevrolet aveo Family, color concha de vino, placas GSH-7710.

Jorge Santiago C. F. narró al fiscal que dos sujetos lo abordaron a las 13:30 de este miércoles en el cambio de luz del semáforo en el sector del Pedregal, lo encañonaron y se subieron al vehículo. Tras permanecer una hora y media retenido y tras ser despojado de sus efectos personales, incluidos USD 800 en efectivo, el hombre fue abandonado en el suburbio oeste.

El segundo caso de secuestro exprés se produjo a las 7:50 de este 31 de diciembre cuando una mujer abordó en la ciudadela Las Orquídeas un taxi pirata (Chevrolet Aveo Blanco). Un individuo salió de la parte de atrás del vehículo agarró a la mujer del cuello y en medio de amenazas la despojó de sus pertenencias, entre ellas tarjetas de crédito, para luego abandonarla en el sector de Bastión Popular, al norte de Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)