31 de marzo de 2017 17:19

Los baches se multiplican en Quito

La lluvias aumentan los baches en Quito . Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La lluvias aumentan los baches en Quito . Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 48
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
María Belén Merizalde

Varias calles principales de la capital se encuentran llenas de baches. Los conductores deben transitar entre enormes huecos y resquebrajamientos de la calzada.

En la avenida Teniente Hugo Ortiz, al sur de Quito, cerca del redondel de El Calzado, un hueco grande y profundo, impide que los conductores tomen adecuadamente el carril que les corresponde para circular, puesto que deben abrirse para esquivarlo.

Otros huecos de grandes dimensiones y de al menos unos 20 centímetros de profundidad se encuentran en la avenida Mariana de Jesús y Amazonas, en el centro norte de la urbe y en el redondel de la Plaza Artigas.

"En ocasiones uno trata de evitar caer en los huecos, pero hay algunos que son imposibles de evadir", expresó Miguel Montello.

La semana pasada, cuando se declaró la emergencia en el Distrito, el alcalde Mauricio Rodas habló sobre el estado de las vías. Dijo que el Municipio tiene listo un plan emergente para repararlas una vez que lo más fuerte del invierno haya pasado. Esto porque, hacerlo en este momento, sería un desperdicio de recursos. "Repavimentar en este momento no sería adecuado ya que el asfalto colocado con la humedad y lluvias no se compactaría", señaló.

Según el Municipio capitalino 30 cuadrillas trabajan durante todas las semanas en el bacheo y reparación del asfalto.

La lluvias aumentan los baches en Quito . Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Así también a lo largo de la avenida Universitaria existen varios huecos que definitivamente son imposibles de esquivar, por la cantidad de vehículos que circulan por esa zona. "Aquí uno no puede hacer nada porque se topa con los carros que van en los extremos, incluso yendo despacio uno cae en el hueco tan bruscamente que se dañan los amortiguadores", comentó Alberto Arellano, conductor de taxi.

En tanto que entre la avenida Mariana de Jesús y América, una zanja que fue abierta para solucionar un problema con una tubería, no fue cerrada adecuadamente, por lo que ahora existe en la zona un gran hueco. Varios conductores se detienen para no caer en él y tratan de cambiarse de carril, muchas veces sin conseguirlo con rapidez, por lo que se producen congestiones en plena esquina. En cambio, cuando lo evaden sin mirar el espejo del costado, los pitazos no se hacen esperar.

A pesar de que la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) ha realizado el bacheo en diversas calles y avenidas de la ciudad, los huecos no dejan de aparecer y la situación empeora aún más con las fuertes lluvias que azotan a la capital en las últimas semanas.

"No es posible que una ciudad tan grande esté llena de baches, la Alcaldía debía tomar en cuenta el proceso invernal que se venía y prevenir esta situación. Ahora claro con la lluvia todo se complica aún más", señaló Norma Córdova, una ciudadana que se encuentra molesta por el estado de las vías.

Según los conductores, caer un hueco representa daño en los amortiguadores del vehículo, o desalineación de la dirección; pero si se corre con peor suerte puede romperse la mesa del auto, o que los aros de las llantas terminen doblados.

Es recomendable acudir donde un mecánico en caso de que el golpe hay sido fuerte. "Es necesario chequear que la presión y dirección de la llanta se encuentren bien, para que no existan afectaciones posteriores en el vehículo", comentó el mecánico Alberto Oleas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)