20 de febrero de 2017 04:00

En Azuay, las quejas sobre las votaciones no se oficializaron 

En la mañana se registró una importante afluencia de electores en Cuenca. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

En la mañana del domingo 19 de febrero se registró una importante afluencia de electores en Cuenca. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Cuenca

Los comicios del domingo 19 de febrero se desarrollaron con relativa normalidad en Azuay. Solo hubo contadas quejas en redes sociales y emisoras sobre supuestos inconvenientes, como papeletas marcadas y que no se permitió el uso de esferos a los votantes.

Las quejas se registraron en los recintos electorales de la Politécnica Salesiana, Escuela Fe y Alegría, colegios Antonio Ávila, César Dávila y en la parroquia rural de Sinincay. Pero elConsejo Electoral del Azuay no recibió ninguna denuncia por escrito.

Según la presidenta de la Junta Electoral del Azuay, Elizabeth Kainz, estos casos se conocieron a través de llamadas y medios de comunicación. “En el caso de las papeletas se dispuso que fueran anuladas y mutiladas”. Otros casos, agregó, solo quedaron en rumores.

En la provincia del Azuay, que tiene registrados 646 455 electores, se instalaron 210 recintos electorales con 2 110 juntas receptoras del voto en los 15 cantones azuayos.

La mayoría de juntas se instaló con 30 minutos de retraso porque no estaban todos los delegados y otros se demoraron en revisar los kits electorales. Eso ocurrió en los colegios Octavio Cordero Palacios, María Auxiliadora y Luisa de Jesús Cordero, ubicados en el centro de Cuenca.

A esa hora ya había electores que esperaban para ejercer su derecho al voto. Julia Quito llegó a las 09:00 al Colegio Víctor Gerardo Aguilar. “Quiero desocuparme pronto para seguir en las tareas de la casa”. Hasta el mediodía se registró una masiva afluencia. Lo mismo ocurrió en el Registro Civil, que ayer emitió y renovó 835 cédulas de identidad, que representó cerca del doble que en un día normal.

La atención se inició a las 08:00 y se prolongó hasta las 15:00. En total fueron 14 puntos para atender a la masiva afluencia de ciudadanos, entre ellos dos módulos flotantes que habilitó esta entidad.

A las 17:00, cuando se cerraron las votaciones, se instaló la Junta Provincial Electoral, que ordenó primero el escrutinio de los votos de las personas privadas de la libertad y de quienes se acogieron al programa Voto en Casa, que se cumplieron el jueves y viernes pasados. En ambos casos sufragaron 180 personas en Azuay.

El centro de procesamiento de resultados está ubicado en el norte de la capital azuaya. Allí, unas 700 personas laboraban en el levantamiento de la información que llega de los recintos electorales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)