3 de July de 2009 00:00

Azuay aplica un peaje electrónico

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca

El sistema de cobro electrónico del peaje está listo para estrenarse en la estación de Chaquilcay, en Azuay. Esta infraestructura está ubicada en la vía que une Cuenca con la zona oriental de la provincia y con Morona Santiago.

Los  principales clientes habitan en los poblados de Lumagpamba, Chicti, Gualaceo, Chordeleg, Sígsig, en Azuay, y en Gualaquiza y Méndez, en Morona Santiago. El sistema consiste en un censor o TAG en la parte superior del parabrisas del vehículo.

A tomar en cuenta
Cada censor lleva la información del carro, el número de placa y los datos del propietario. En caso de pérdida del dispositivo los dueños pierden la garantía.
Las recargas del telepeaje se  harán en las oficinas de la empresa Emvial (Parque de la Madre) y en la estación del peaje.
Los pagos se harán en efectivo o en cheque. Emvial implementará 
un cobro vía débito bancario con autorización.
Para adquirir un censor se  llenará un formulario o se hará una solicitud a la página electrónica    www.telepeaje.ec.

De esta forma un dispositivo ubicado en los cubículos del peaje leerá la información y debitará el costo del peaje. Si se enciende una luz verde el paso del automotor es normal, si se prenden simultáneamente las luces verde y roja significa que el saldo es bajo. Y si se enciende  la luz es roja implica que el saldo es insuficiente.

En la actualidad, la empresa Emvial comercializa los censores que se colocarán en los vehículos. Entre los transportistas aún se desconoce sobre el nuevo sistema; sin embargo, hay criterios divididos alrededor del telepeaje.

Julio Cabrera, presidente de la empresa de transportes Macas Limitada, no augura éxito al nuevo sistema. A su criterio, no existe un carril exclusivo para las unidades que circulan con el censor. Por eso, sostiene, continuarán las congestiones durante los fines de semana y los feriados.

Carlos Vázquez, gerente de la cooperativa Turismo Oriental, piensa igual. “Si existiera un carril exclusivo tendría éxito”. Anticipa que su compañía no adoptará ese sistema mientras no se comprueben los beneficios. Entre ambas empresas, son 13 los buses que pasan al día por Chaquilcay.

Este nuevo sistema nació por la necesidad de renovar los equipos de peaje en el sector. Emvial gasta al mes  unos USD 8 000  en los actuales equipos por el alquiler a la empresa quiteña Procelec. Con la implementación del nuevo sistema se incrementarán USD 1 000 al mes y la tecnología es dotada por la misma compañía  quiteña.

Oswaldo Pesántez, gerente de Emvial, cuenta que se invierten USD 25 por cada censor que estará en los carros. “El usuario entregará un nota de débito firmada por USD 35, por la utilización del censor”. Quienes no deseen usarlo definitivamente lo devolverán a la empresa y el dinero de garantía será entregado al cliente.

Para la recarga existen tres planes de pago, que dependen de las características del vehículo o el tipo de transporte pesado. También hay tarifas para personas con capacidades especiales o para la tercera edad.

Por esta vía circulan a diario unos 7 500 vehículos. Los fines de semana son 10 000. Pero Pesántez asegura que la circulación vehicular no es caótica como en otras ciudades del país. “No es necesario un carril exclusivo para los usuarios del telepeaje”.

En la estación de Chaquilcay hay cuatro carriles para el cobro. El registro del telepeaje será paralelo con el cobro convencional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)