20 de February de 2015 20:45

Avioneta incinerada es investigada por drogas

Los policías que actuaron en el operativo encontraron la avioneta quemada en medio de plantaciones de palma africana. Foto: EL COMERCIO.

Los policías que actuaron en el operativo encontraron la avioneta quemada en medio de plantaciones de palma africana. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 4
Redacción Seguridad (I)

El camino es agrietado, con fango y de curvas difíciles de sortear. En la vía de tercer orden del sector El Limonal, en el cantón Quinindé (Esmeraldas), los cultivadores de palmas africanas que hay en la zona acceden en caballo o en motos. En cambio, en vehículo se pasa apuros.

Para los comuneros, este acceso es como un laberinto sin salida y estratégico para evitar a los extraños. Pero una organización internacional de tráfico de drogas aparentemente aprovechaba las dificultades de los terrenos, pues los agentes dicen que desde allí enviaban sustancias estupefacientes en avionetas que ingresaban desde México.

De las primeras investigaciones, los policías dicen que para ello abrieron una pista clandestina de 1 150 metros de largo y 10 de ancho. Se desbrozaron plantaciones y se eliminó toda la maleza del terreno que servía de pista de aterrizaje.

La tarde del último jueves una aeronave tipo Cessna que pretendía transportar media tonelada de clorhidrato de cocaína descendió al lugar.

Agentes indican que los dos tripulantes la incineraron debido a que habrían sido alertados sobre el operativo que se inició a las 06:00 de ese día. El aterrizaje de la avioneta estaba planeado para esa hora, pero por el operativo no se descarta que sobrevolaron para evitar ser detenidos.

Para ese tipo de naves, el tiempo de viaje desde México a Ecuador no puede superar las 11 horas de vuelo seguidas. Es por eso que se vieron forzados a aterrizar antes de quedarse sin el combustible.

A las 17:00 cuando los investigadores llegaron a la pista clandestina la aeronave ya estaba destruida. Solo una parte del lado posterior no fue consumido por las llamas. Ahí consta el número de la placa de registro que los agentes consideran que fue alterada para despistarlos.

Esta es la primera vez que los narcos incineran una nave en la que movilizan droga desde el Ecuador al exterior. Para la Policía los sospechosos trataron de no dejar huellas y pistas que lleven a determinar a qué cartel pertenece el grupo delictivo.

En los cuatro casos del 2014 cuando se descubrieron aeronaves con alcaloides se consiguió aprehender las evidencias. Los últimos casos del año pasado se registraron en diciembre, cuando en cuestión de horas fueron descubiertas dos naves en haciendas de Los Ríos.

Después de esos hechos, el Ministerio del Interior anunció que se regularizarán 2 500 pistas que operan en el país. Y se aseguró que se destruirán aquellas que no se regularicen.

En el caso de ayer, los agentes tratan de establecer si el embarque que se realizaría era el cuarto desde que la organización entró a operar a Quinindé. Según la Policía Antinarcóticos, en mayo del 2014 Colombia los alertó de que una red de narcos mexicanos inició un montaje de una estructura de tráfico de sustancias estupefacientes en Quinindé.

Una pista clandestina fue descubierta y cuatro ciudadanos mexicanos fueron detenidos en operativo. Foto: Bolivar Israel Velasco / El Comercio.

La información que tenía ese país es que en los sembríos de palma africana se improvisaban pistas para el aterrizaje de avionetas. Luego de seguimientos, Antinarcóticos de Ecuador comprobó que personas sospechosas accedían a estos terrenos con combustible para avión.

En agosto del 2014 se verificó el último ingreso. Entonces los agentes ya tenían indicios más claros sobre el modo de operación de la organización y no se les perdía el rastro a los ‘objetivos’.

Este caso, que la Policía denominó Jaguar, dejó a siete mexicanos y dos ecuatorianos detenidos. Los últimos en ser aprehendidos fueron los tripulantes de la nave y un sospechoso que huyó en medio de un cruce de balas. Los policías aseguran que a ellos se les encontró USD 105 000, equipos de navegación, GPS y pasaportes mexicanos.

Otras evidencias encontradas fueron teléfonos satelitales, gasolina de avión, vehículos y armas de fuego. Además, se allanaron cuatro predios, entre ellos la pista investigada, un hotel y una casa. En principio se detuvo a cuatro mexicanos y dos ecuatorianos que se los indaga por la tenencia y tráfico de 400 kg de cocaína.

Una jueza del cantón Quinindé les dictó orden de prisión preventiva tras la audiencia de formulación de cargos. También se abrió una instrucción fiscal de 30 días. En el momento la aeronave se encuentra con custodia policial.

Las autoridades analizan recoger algunos vestigios como evidencia del caso, puesto que el resto quedó inservible.
Tres de los mexicanos procesados en la audiencia de ayer fueron acusados de presunto enriquecimiento ilícito. Esto por los USD 105 000 encontrados.

Para el abogado defensor de los acusados, Ulises Rivadeneira, el dinero no corresponde a ellos, puesto que estaba a varios metros del lugar donde fueron detenidos. “Por ser de ese país no se los puede dar un trato xenofóbico. Ecuador es un país encantador para los extranjeros. Aquí se realizan inversiones positivas”.

El fiscal Jorge Orejuela aseguró que existen indicios para que los investigados sean acusados por este delito. Al consultársele si podrían existir nexos con otro delito dijo que dependerá de la investigación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)