18 de noviembre de 2016 13:10

Avanza inscribió sus candidatos para la Asamblea; Ramiro González está en el primer casillero

Ramiro González, principal de la tienda, inició su discurso hablando de la Convergencia Democrática por la Unidad, de la que Avanza formó parte. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Ramiro González, principal de la tienda, inició su discurso hablando de la Convergencia Democrática por la Unidad, de la que Avanza formó parte. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 46
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 2
Ana María Carvajal

El partido Avanza inscribió a sus candidatos para asambleístas nacionales y parlamentarios andinos la mañana de este viernes 18 de noviembre del 2016. Lo hicieron el día en que vence el plazo para registrar candidaturas en el Consejo Nacional Electoral (CNE), que se extendió durante un mes.

Ramiro González, principal de la tienda, inició su discurso hablando de la Convergencia Democrática por la Unidad, de la que Avanza formó parte. Dijo que lo hicieron porque creían que era una alternativa de un proyecto político sólido, pero esta se diluyó.

Lo que empezó con el Partido Social Cristiano, SUMA, Avanza, Juntos Podemos y Concertación terminó con listas separadas y con los movimientos trabajando por su lado: el socialcristianismo apoyando a su candidata, Cynthia Viteri, SUMA y Juntos Podemos pasaron a las filas de Guillermo Lasso y los movimientos restantes optaron por presentar listas para asambleístas nacionales por separado.

La propuesta de González para el Legislativo incluye una revisión a la estructura de los organismos de control, la Ley de Comunicación, el sistema nacional de inteligencia. En este último caso, dijo, en el país "casi casi nos hemos acostumbrado" a los "pinchazos telefónicos".

Además, comentó que el modelo económico con un protagonismo del gasto público era caduco y que ahora era necesario impulsar la inversión privada y la productividad en la industria, el agro y la pesca, por ejemplo.

Criticó las restricciones de horarios a los centros de diversión y de consumo de alcohol, porque considera que la gente tiene derecho a tomar una cerveza en un fin de semana para desestresarse. Además, cree que estas limitaciones afectan el turismo.

"Cuando hablamos de salud, la gente sí nos cree porque hemos hecho la reforma de salud más grande del país". Se refirió al tiempo en que dirigió el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), cuando se construyeron 38 centros de atención para los asegurados. Por ello también tiene propuestas como tarifarios para las clínicas privadas que reciben a pacientes referidos por el IESS y evitar sobreprecios.

González ofreció impulsar un sistema de fiscalización serio y legal para el control del gasto público. Pero agregó que esa fiscalización será para los servidores públicos y, además, a la gente del sector privado que corrompa y que obtenga beneficios del Estado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (5)