1 de marzo de 2015 20:03

En el 2015 ingresarán a Quito casi la mitad de autos nuevos que en el año pasado

La avenida Napo resulta estrecha en las horas pico y la contaminación escapa del control. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

La avenida Napo resulta estrecha en las horas pico y la contaminación escapa del control. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 31
Triste 11
Indiferente 6
Sorprendido 12
Contento 40
Mayra Pacheco
Redactora (I)

La tendencia del incremento del parque automotor en Quito irá, en este año, en reversa. El panorama cambiará tras la resolución tomada desde el Comité de Comercio Exterior (Comex).

Menos vehículos importados -y ensamblados nuevos- ingresarán al país, y, por ende, a la ciudad, hasta fines de este año.

La resolución 049-2014, del Comex, vigente desde el 1 de enero del 2015, tiene como sustento proteger el ambiente y hacer ajustes frente a la situación económica que atraviesa el país, por la reducción del petróleo y la apreciación del dólar (aumento de valor de la moneda). Con este escenario, esta medida incidirá también en el incremento del parque automotor.

El crecimiento de toda la flota vehicular de Quito ascendía a un ritmo anual entre el 10% y 12%. En los dos últimos años se sumaron casi 100 000 carros nuevos. 36 000, en el 2013, y
62 205 en el 2014, según información de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

Actualmente en la urbe circulan 465 000 automotores:
357 212 son vehículos livianos.

Pero este año el panorama puede cambiar. Con menos cupos para acceder a vehículos nuevos, a escala nacional, habrá menos unidades para comercializar. En promedio está previsto que, en el 2015, se oferten 83 439 carros livianos en todo el país. En el 2014 fueron 128 090. 

Sin embargo, la proporcionalidad de ventas se mantendrá.
“En Pichincha se adquirirán más vehículos”, explicó Manuel Murtinho, presidente de la Asociación Ecuatoriana Automotriz (AEA). Además señaló que en esta provincia el porcentaje mayor (un 80%), alrededor de 26 701 unidades, será vendido en Quito.

En lo que va del año, por ejemplo, de los 8 300 autos comercializados en enero pasado, 3 320 fueron adquiridos en Pichincha. De estos, en promedio, 2 656 se compraron en Quito. “Con la medida de restricción, para adquirir vehículos nuevos, se espera que las personas opten por utilizar otros medios de transporte”, dijo Darío Tapia, secretario de Movilidad. “Un auto nuevo no es un ahorro de tiempo, sino una complicación para la fluidez vehicular”.

La capacidad de las vías, 3 000 kilómetros, está saturada. Por esto el Municipio plantea medidas adicionales.

Mañana (3 de marzo de 2015), a las 10:00, en el parque Itchimbía, está previsto que se presente la visión de la Movilidad de la actual administración. La prioridad: enfocarse en la mejora del transporte público. Hay proyectos para ampliar el Trole, Ecovía, incorporar 40 nuevos articulados. La construcción del Metro y los Quitocables.

También se prevé hacer reformas en las entradas y salidas de la ciudad, para priorizar lo segundo. “La construcción de vías no implica que haya menos trancones”, expresó Tapia.

El impacto en el ambiente

La medida tomada desde el Comex incidirá también en el ambiente. Con menos automóviles disminuirá la contaminación. Según la Secretaría de Ambiente, el 70% de las emisiones que se registran en el Distrito proviene del parque automotor. En el 2014 fueron 135 700 toneladas. La mayoría (94 900) proviene de autos de gasolina y 40 710 corresponden a los carros que usan diésel.

Ante esto, la entidad considera necesario que los propietarios de los autos cumplan con la revisión técnica vehicular.

El año anterior, alrededor de 9 141 carros no obtuvieron el certificado de aprobado. Por esto, desde el 19 de enero pasado se hacen operativos para controlar la opacidad de los gases. En total se han revisado 2 691 vehículos particulares, de estos 1 288 fueron citados por no cumplir con los parámetros.

Punto de vista

Fredi Paredes/ Coordinador en Maestría de Transporte de la PUCE

Los cambios con planificación

Los autos nuevos contaminan menos y con las restricciones no se puede acceder a esta ventaja. Si un usuario no puede comprar estos carros, no optará por usar bus o bicicleta. Este buscará vehículos usados. Además, 10 vehículos de última tecnología emiten la misma cantidad de gases que un carro usado. Esto podría cambiar con la propuesta de incentivar la importación de vehículos eléctricos, que son eficientes para recorridos en ciudades. La congestión se mantendría pero la contaminación sería baja. Para lograr cambios se requiere planificación a largo plazo. Esto implica seguir una línea independientemente de los políticos de turno. También se puede analizar la articulación del uso de suelo y transporte público, tasas por congestión, reasignación de licencias, disminuir parqueaderos.

En contexto

En la actualidad, el parque automotor asciende a
465 000 unidades. El 77% (357 212) son vehículos livianos particulares. Mañana, 3 de marzo, en el Itchimbía, el Municipio presentará un plan para mejorar la movilidad: ampliar el Trole, 40 nuevos articulados, etc.

Info automotores p10.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (3)